Mahón, Menorca: puerto de bellas residencias, cruceros y palmeras

· 21 mayo, 2013

Al este de la isla de Menorca (España) se encuentra la fantástica ciudad y puerto de Mahón. Este lugar, un destino muy popular para los cruceros por su enorme puerto natural, envuelve un encanto especial con sus grandes casas y mansiones ―con balcones mirando hacia el mar―, sus edificaciones históricas y esas calles rodeadas de palmeras que invitan a cualquier visitante a recorrer este mágico lugar. Mahón, como la misma isla de Menorca, pertenece a la provincia y comunidad autónoma de las islas Baleares. La ciudad no es muy grande, con una población de poco menos de 30 mil habitantes. Sin embargo, este destino se ha convertido en un punto estratégico para el turismo, no sólo por el encanto de la ciudad, sino también para la facilidad que tienen los cruceros internacionales de arribar allí. El puerto natural es una los más grandes de toda Europa, con más de 5 km de longitud. Así también, para quienes deseen llegar por aire, cerca de Mahón se encuentra el aeropuerto de Menorca, una terminal aérea internacional que recibe vuelos procedentes de varias ciudades españolas y europeas.

Documentos antiguos atestiguan que la ciudad fue fundada por los cartagineses hacia el siglo III a.C. Después de pasar siglos entre el dominio de diferentes potencias circundantes, Mahón fue tomada por Alfonso III de Aragón en el siglo XIII. En el siglo XVI, Felipe II de España mandó construir el fuerte de San Felipe, con la intención de proteger a la ciudad de incursiones foráneas. De hecho, hoy día se puede observar este fuerte en el lado sur de la entrada natural del puerto. Mahon2 Los lugares históricos para visitar en la ciudad son muchos y diversos. El visitante puede empezar con el talatí de Dalt, un sitio prehistórico ubicado a unos 4 km al oeste de Mahón. Este monumento nos puede dar una idea de la antigüedad de la población en la isla de Menorca. También se puede caminar hasta el ayuntamiento de la ciudad para observar su hermoso edificio construido en 1613, de un impresionante estilo barroco. En Mahón también se pueden encontrar varios museos, una galería de arte, numerosas iglesias y hermosas residencias. Un lugar especial para las vacaciones de verano ―o para cualquier época del año que se quiera visitar―, Mahón es un destino de vocación turística, un lugar que no debería perderse todo aquel interesado en los pueblos costeros mediterráneos de larga tradición.

Imágenes cortesía de jf1234 y Jbr.