Las ruinas de Chichén Itzá

· 2 marzo, 2013

Una de las etapas más enigmáticas de la humanidad se desarrolló en la península de Yucatán. Allí, podemos encontrar algunas de las ruinas arqueológicas más importantes del mundo, entre ellas la pirámide de Kukulcán.

Reconocimiento del lugar

El impresionante complejo maya, es todo un emblema para México, dada la importancia tanto cultural como política del lugar.

Destaca su reconocimiento como una de las siete maravillas del mundo moderno, en julio del 2007, asi como su inscripción como patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Origen de Chichén Itzá

Chichén Itzá fue una ciudad prehispánica fundada en el año 525 d.c. y cuya vida se prolongó por más de mil años, convirtiéndose en uno de los centros políticos más importantes del mayab.

Aunque en nuestros días se conservan las estructuras muy importantes, se calcula que algunas de ellas fueron destruídas al final del siglo XI y después reconstruídas.

las-ruinas-de-Chichén-Itzá

Templo o pirámide de Kukulkán

Denominada “castillo” por los españoles, fue construido durante el siglo XII d.c. Tiene una forma geométrica piramidal, y posee nueve niveles. Esta construcción tuvo como fin rendir culto al dios maya que da nombre al templo, Kukulkán.

La orientación de la estructura permite observar diferentes efectos luminosos, formados por la propia construcción, durante los solsticios y equinoccios anuales.

La pirámide no cuenta con grandes dimensiones si es comparada con sus semejantes egipcias. Por ejemplo, la de Keops alcanza los 147 metros, mientras que la de Kukulkán sobrepasa los 24 metros hasta su plataforma superior.

Lo que convierte a esta construcción en característica, es su simbolismo, y su significado en cuanto a calendario y astronomía se refiere.

Chichén-Itzá

Templo de los Guerreros

Coloquialmente llamado templo de los guerreros y de las 1000 columnas, fue construido posteriormente a Kukulkán, hacia el 1200 d.c.

Cuenta con forma piramidal, y se encuentra dividido interiormente por 2 salas. Acoge en su entrada una escultura al dios maya Chac Mool, y presenta un pórtico característico, con dos serpientes de cascabel gigantes.

El grupo denominado de las 1000 columnas, en realidad se encuentra constituído por 200.

El complejo mantiene una conservación muy aceptable para su antiguedad, habiendo sido sometido a varios procesos de restauración durante los últimos 100 años.

Imagen cortesía de Kyle Simourd y Jim G