Las estaciones fantasma del metro de París

· 18 marzo, 2014

El metro de París o Métropolitain, cuenta con 303 estaciones a lo largo de los casi 215 kilómetros de pista, por lo que es uno de los sistemas ferroviarios urbanos más densos del mundo. Conocido por sus entradas modernistas diseñadas por Hector Guimard, la primera línea se inauguró en 1900 y allanó el camino para una red que se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Sin embargo, lo que seguro no conoces son las estaciones fantasma del metro de París.

Estaciones fantasmas

Menos conocidos son las “estaciones fantasma” que se esconden en los rincones olvidados de la red, se trata de alrededor de 10 estaciones que vamos a recordar en este post. Estos recordatorios sombríos del pasado de París incluyen una serie de instalaciones: Saint- Martin, el Arsenal, el Campo de Marte y la Croix- Rouge, que se cerraron en 1939 al estallar la Segunda Guerra Mundial.

En algunas de estas estaciones se refugiaron las personas sin hogar durante los años de guerra, que dormían en sus plataformas, escalones e incluso pistas. Y mientras que algunas reabrieron durante las décadas posteriores a la guerra, otras permanecieron cerradas debido a su proximidad a las estaciones vecinas.

estacion-haxo-paris

No todas las estaciones fantasmas han estado abandonadas, varias de ellas han sido utilizadas para capacitar al personal del metro o para servicio del material rodante. Otras, como Víctor Hugo, fueron reubicadas, ya que no podían hacer frente a las demandas de los trenes modernos. Sin embargo, muchos pasajeros que utilizan la estación actual no saben acerca de las plataformas más antiguas que se esconden en un túnel cercano.

Mientras tanto, otras dos estaciones, Haxo y Porte Molitor, construidas en 1921 y 1923, no abren del todo. Hoy ellos se están generalmente utilizando para almacenar los trenes fuera de servicio, aunque los servicios especiales de vez en cuando se detienen ahí.

La naturaleza intrigante de estos espacios subterráneos ha capturado la imaginación de los historiadores y cineastas. La disponibilidad de las antiguas estaciones significa que los servicios normales pueden correr sin obstáculos durante el rodaje y a lo largo de los años escenas de Amelie y otras películas se han grabado en estos túneles.

estacion-croix-rouge-paris

Un grupo local, la Asociación d’exploitation du material Sprague, que engloba a aquellos en busca de los rincones más oscuros de la Ciudad de la Luz, ha organizado visitas a las estaciones del metro en los últimos años.

Mientras tanto, es posible explorar Croix-Rouge, por lo menos en fotografías. Esta estación fantasma solo funcionó durante una década entre 1929 y 1939. Las plataformas, aunque en gran medida poseen graffitis, todavía exhiben los antiguos azulejos del tiempo de los días anteriores a la guerra que atraen tanto a los ojos de muchos historiadores y fotógrafos.

Imágenes cortesía de Thomas Ulrich, Frederic Crozat y Martín Gautron.