Las Cataratas de Iguazú, maravilla natural

· 1 marzo, 2013

Si existe algún lugar imprescindible de Argentina para los amantes de la naturaleza, es el paraje que acompaña a las cataratas de Iguazú.

Argentina acostumbra a representar parajes naturales de todo tipo, bosques vírgenes, paisajes de todo tipo; pero si existen algún lugar verdaderamente mítico, es este mágico lugar, definido por el río Iguazú, nacido en Brasil.

Un paraje compartido

Es importante señalar que las cataratas de Iguazú se encuentra en la frontera de Argentina con Paraguay, al cual le es reconocido el 20% de este paraje.

Sin embargo se reconoce que esta bella zona, se encuentra en la provincia Argentina llamada Misiones, caracteriza por ser una de las más bonitas de este país.

Lo que convierte a estas cataratas en una impresionante maravilla, es su conjunto de saltos, que asciente a 275. El más alto, es llamado “garganta del diablo”, con más de 80 metros de salto.

Para aquellos interesado por conocer este lugar, informamos que es posible navegar en lancha bajo los impresionantes saltos, además de realizar caminos de senderismo para disfrutar al máximo del entorno que rodea este lugar más sorprendente.

Algunos datos interesantes

  • Este lugar fue descubierto en el año 1541, por Alvar Núñez Cabeza de vaca, y se consideró patrimonio natural de la humanidad por la UNESCO en el año 1984.
  • La anchura máxima de la cascada es de 4 kilómetros, superando en 4 veces la máxima del Niágara, en Norteamérica.

Imagen cortesía de Sebastian Criado