La Semana Santa de Sevilla

· 12 abril, 2014

Después de la Feria de Abril, la Semana Santa de Sevilla, es uno de los acontecimientos culturales más grandes de la capital de Andalucía, España. Sevilla huele a azahar, incienso y cera quemada, eso significa que llega la Semana Santa.

En la Semana Santa de Sevilla, al igual que en el resto de Andalucía, se conmemora la pasión y muerte de Jesús, las imágenes del Cristo y de la Virgen María son paseadas por las calles más emblemáticas de la ciudad, esto ocurre desde el Domingo de Ramos, hasta el Domingo de Resurrección.

Las cofradías engalanan sus pasos y realizan la estación de penitencia, con cientos de nazarenos que acompañan la procesión. Pero la Semana Santa es algo más que un evento religioso, se trata de un fenómenos sociocultural y turístico para Sevilla. Tal es la importancia de la Semana Santa, que está declarada de Interés Turístico Internacional.

La Semana Santa de Sevilla, los pasos

“Los pasos” son los protagonistas de la Semana Santa, son un conjunto de imágenes que representan la pasión de Cristo. Normalmente están compuestos de un Cristo, que puede ser un Nazareno o un Cristo Crucificado y le sigue una Virgen Dolorosa bajo el palio. Puede ser que algunas cofradías lleven una tercera imagen.

nazarenos-semana-santa-de-sevilla

Estas imágenes son llevadas normalmente “a cuestas”, por hombres que son llamados “costaleros”, que a su vez son guiados por un capataz que es el responsable de guiar a los costaleros, puesto que ellos al ir debajo del paso, no pueden ver nada.

Esta procesión que hace cada cofradía está formada por varios elementos, es el caso de la cruz de guía que es la que encabeza el paso, éstas las llevan un hermano de la hermandad y son auténticas obras de arte.

Otro elemento característico son los nazarenos, que acompañan a las imágenes de los pasos y están vestidos de una manera particular, con túnicas y el típico “capirote” cubriendo la cabeza, en la mano suelen llevar un cirio, una cruz o alguna insignia.

La Semana Santa de Sevilla, la música

La música es otro de los elementos importantes de esta fiesta, todas las hermandades llevan su propia banda de cornetas y tambores, clarinetes y otros instrumentos musicales que acompañan en todo el recorrido a la procesión.

banda-de-musica-sevilla

Estas músicas que tocan se denominan “marchas procesionales” y hay algunas que son de gran importancia por su antigüedad y tradición, como son la Amargura, Pasan los Campanilleros, Rocío y muchas más.

Pero si hay una música típica de Semana Santa esa es la saeta. Se trata de un canto religioso de origen andaluz sin música, “a capella”. Son personas espontáneas que están situadas en los balcones o en las aceras de las calles, cuando comienzan a cantar, el paso se detiene.

La Semana Santa de Sevilla, las hermandades

la-macarena-semana-santa-de-sevilla

Con el Domingo de Ramos comienzan los recorridos por las calles de Sevilla, numerosas son las hermandades que realizan su carrera oficial desde la plaza de la Campana, hasta la Catedral, pasando por la calle Sierpes o la Plaza de San Francisco. Aunque el momento culminante de la Semana Santa de Sevilla es la madrugada del viernes, conocida como la “madrugá”, aquí se dan los momentos más emotivos.

Las hermandades como el Silencio, el Gran Poder, la Macarena o el famoso Cristo de los Gitanos son las que más historia y antigüedad tiene. Además son los que cuentan con más penitentes.

Imágenes cortesía de María Victoria Fernández, Alper Çuğun, Atticus Finch y Pedro y Elvi.