La Selva Negra alemana, disfruta de sus paisajes naturales

· 8 marzo, 2014

La Selva Negra es el nombre que se le da a las montañas de una media altura, situadas en Alemania, que se extienden desde Karlsruhe hasta la ciudad de Basilea.

En este denso macizo montañoso, hay mucho turismo natural y también cultural, atraídos por la región, ya que se siguen conservando las tradiciones y costumbres propias que sólo se dan en los diversos lugares de la Selva Negra.

Es fácil llegar hasta la Selva Negra, pues hay diferentes aeropuertos internacionales muy cerca como el de Francfort, Munich, Stuttgart, Basilea o Estrasbusgo.

La cultura en la Selva Negra

En los distintos lugares de la Selva Negra se conservan todavía intactas multitud de tradiciones, es el caso de las mujeres de este lugar, que aún siguen vistiendo el traje típico regional, con su peculiar sombrero que puede pesar varios kilos e indica también el estado civil de la mujer.

relojes-de-cuco-la-selva-negra

Las casas de los campesinos también son propias de la Selva Negra, ya que tienen un tejado característico y una arquitectura diferente. Además se puede degustar la gastronomía con su famosa tarta de la Selva Negra, hecha con crema, chocolate y frutas del bosque.

La Selva Negra es conocida también por sus famosos relojes de cuco, en Schonach y Triberg se puede visitar uno de los relojes de cuco más grande del mundo.

Actividades que se pueden practicar en la Selva Negra

En la Selva Negra hay numerosos ríos y sobre todo lagos, como el de Schluchsee, que es el mayor de la Selva Negra. Por lo que se pueden practicar actividades como la natación, kayak, etc.

Aunque el turismo rural es el más importante de la zona, pudiéndose practicar deportes como el senderismo o ciclismo. También las rutas están perfectamente señalizadas.

parque-europa-selva-negra

Las cascadas Triberg en el Parque Europa en Rust, son paisajes que no te puedes perder.

En la Selva Negra también se puede practicar el turismo cultural, visitando los diferentes museos, como el museo alemán de relojes, el museo de casas campesinas o el interesante museo de trompetas.

Un lugar que no hay que dejar de visitar es la iglesia que hay en St. Blasien, ya que su cúpula es la tercera más grande de toda Europa.

Rutas de la Selva Negra

La primera ruta comienza desde la ciudad balneario de Baden-Baden y termina en Freudenstadt, este recorrido tiene una distancia de 100 kilómetros.

cascada-selva-negra

Lo más característico de la ciudad de Baden-Baden es su bello entorno natural, pasando por las localidades de Bühlerhöhe y Mummelsee más al sur. El recorrido prosigue hacia Ruhestein y Allerheiling, que posee un enclave muy romántico con paraje de bellas cascadas. Este recorrido termina en la pequeña ciudad de Freudenstadt

La segunda de las rutas comienza en la ciudad de Freudenstadt hasta Friburgo. En esta ruta podemos encontrar algunos museos, casas antiguas, el ferrocarril de la Selva Negra y diversos lugares con tradición relojera.

La última de las rutas se llama la Alta Selva Negra y recorre el sur de Friburgo. En esta ruta podemos encontrar lagos glaciares, desfiladeros y por su puesto la bella Friburgo.

Imágenes cortesía de Guillén Pérez, Antonio Gómez, Jordan Hatch y TaQpets.