La receta de salsa boloñesa, una delicia del norte de Italia

· 17 abril, 2013

La histórica ciudad italiana de Bolonia se caracteriza por su reconocida gastronomía. La urbe, que cuenta con uno de los barrios históricos mejor conservados Europa, se ha hecho famosa a nivel mundial por la salsa boloñesa, una excelente delicia para acompañar las pastas.

Tanto dentro como fuera de Italia se han originado versiones diferentes de la salsa boloñesa. Es un poco difícil apegarse a una única receta original, pero se pueden rescatar elementos comunes en estas variaciones de la receta que se asocian al origen de la salsa boloñesa.

¿Cuáles son los ingredientes principales de la salsa boloñesa?

El tipo de pasta que tradicionalmente se usa a la boloñesa son los tallarines, aunque también se aceptan otras versiones de pasta ancha y plana así como en forma de tubo. La invención que en realidad no tiene que ver con la receta de Bolonia, y que se desarrolló fuera de Italia, es el espagueti a la boloñesa.

Los ingredientes que ciertamente no pueden faltar en una salsa boloñesa son carne picada o molida de res, carne molida de cerdo, tomates, zanahoria, apio, cebolla, aceite de oliva y, por supuesto, sal y pimienta. Algunas versiones incluyen vino blanco, leche, otros tipos de especias y queso rallado para poner encima de la salsa una vez servida.

bologna

La preparación de la salsa boloñesa

La cebolla, zanahoria y el apio se deben sofreír en una sartén con el aceite de oliva. Es importante combinar la carne molida de res con la carne molida de cerdo, y revolverla bien con los otros ingredientes añadidos previamente en el sartén. Después debes asegurarte que la carne pierda el color rosado, eso indicará que está bien cocinada. Posteriormente se le añade el vino o leche (dependiendo de la receta que sigas, hasta que se evapore) y los tomates picados. En este enlace hay una receta de salsa boloñesa con la que te puedes guiar de manera más específica.

Si quieres apegarte a la tradición italiana de comer pasta, puedes dejarla al dente, es decir, que quede algo firme y no muy suave a la hora de comerla.

Si viajas a la ciudad de Bolonia tienes ahora una pequeña guía de qué tipo de pasta ordenar y como determinar su autenticidad. Asimismo, puedes llevar este excelente ejemplar de la gastronomía italiana hasta tu mesa. Independientemente de cual sea el caso, esperamos que lo disfrutes. ¡Buen provecho!

Imágenes cortesía de Ad454 y ZeWrestler.