La Ópera de Viena, un lugar que debe visitarse

· 20 septiembre, 2013

La ciudad de Viena tiene una magia especial que seduce inmediatamente a los turistas, ya que es un lugar antiguo y moderno al mismo tiempo. Una de las cosas que más se destaca en esta ciudad es su gastronomía, puesto que la diversidad de culturas han ayudado a establecer una gran variedad de platos descendientes de las cocinas de todo el mudo.

Viena es una espectacular ciudad que toma como credo la cultura y el arte; cuna de los más grandes compositores como Mozart, Beethoven y Strauss. La ciudad cuenta con más de cien museos y, además, es la morada de la famosa Ópera de Viena.

La Ópera Estatal de Viena es la ópera más importante, reconocida e influyente a nivel mundial. Asimismo, se encarga de constituir el principal centro cultural y artístico de Viena.

Conociendo su historia…

El Teatro de la Ópera de Viena fue uno de los primeros edificios de la avenida Ringstrasse en terminarse de forma satisfactoria.

Se inauguró en el año 1869 con una maravillosa presentación de una obra del mítico Mozart, sin embargo, el estilo apegado el renacimiento fue una clara decepción para todos los ciudadanos, puesto que esperaban algo mucho mejor. Este hecho llegó a ser tan notable, que el principal arquitecto de la Ópera de Viena decidió acabar con su vida; se encontraba triste, desolado y sumergido en una gran depresión, ya que no pudo aguantar el hecho de que su edificio no hubiese triunfado. De igual forma el segundo arquitecto que se contrató tampoco aguantó susodicha presión y murió de un infarto.

En la Segunda Guerra Mundial, una de las bombas lanzadas dañó de forma grave  la Ópera de Viena, hecho que los ciudadanos tomaron como una directa agresión al emblema y principal símbolo de la ciudad. Tras pasar diez años, la Ópera finalmente re-abrió sus puertas.

Visitando la Ópera de Viena…

Opera de Viena

Cuando los turistas van de visita a la Ópera de Viena, ésta se realiza formando grupos de diferentes idiomas para organizar de mejor manera las visitas guiadas.

En este recorrido se pueden ver el ‘Hall’ de entrada, la escalera principal que dirige hacia el auditorio, el escenario, el salón donde Francísco José descansaba, la sala de Mármol y otros lugares más.

Respecto al acceso a la Ópera, es posible que muchos crean que las entradas para el lugar sean extremadamente costosas o inalcanzables para quienes no cuenten con el presupuesto suficiente; sin embargo, la realidad es otra, puesto que existen entradas para la Ópera de Viena que van desde los 3 euros a los 150 euros. La única desventaja que tienen las entradas más económicas además de no tener asiento es que tienen que adquirirse justo antes de la obra, puesto que la venta anticipada no se encuentra disponible.

Un lugar imperdible…

Auditorio de la Ópera de Viena

Como ya se ha dicho, la Ópera de Viena es un lugar con gran importancia tanto a nivel mundial como nacional, por tal razón una visita a la ciudad no puede omitir este lugar; además su mayor ventaja es que las visitas guiadas son narradas totalmente en español, por lo cual se hacen mucho más interesantes.

Imágenes cortesía de marthinotf, P.RoSan., CarlosJ.R & J. A. Alcaide.