La isla Skellig Michael y el monasterio perdido

· 2 octubre, 2013

A 14 kilómetros de la península de Iveragh, en la costa del condado de Kerry,  Irlanda, dos puntiagudas islas de origen volcánico llamadas Little Skelling y Skellig Michael emergen del Atlántico. Little Skeling es una bella reserva natural, sin embargo, su hermana mayor, Skellig Michael, se lleva la atención de los visitantes, siendo morada de un monasterio de 1400 años de antigüedad.

El monasterio paleocristiano fue fundado en el empinado y escarpado terreno de la isla Skelling Michael, edificado totalmente por rocas halladas en el sitio y tallado directamente en la piedra por monjes del siglo VI y VII. Después de que fuera abandonado debido a las difíciles condiciones de vida, las agitadas aguas que rodean a la isla se encargaron de persuadir a los viajeros de no visitar la isla durante siglos. Debido a este aislamiento, el monasterio de Skellig Michael se conserva en la actualidad casi intacto. Considerado el monasterio cristiano más remoto del mundo, es un popular sitio arqueológico y patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO desde 1996.

Skelling Michel (también llamada Great Skellig), significa en español “La roca de Miguel. Nombre que toma por la especial devoción que los monjes habitantes de la isla tenían por San Miguel Arcángel. Aun que se puede conocer la capilla dedicada a este ángel que se conserva en el monasterio.

El sorprendente Monasterio de la isla Skelling Michel

La tradición atribuye a San Fionan la fundación del monasterio en estas inhóspitas tierras, alrededor del año 588. Permanece en su sitio original, en la ladera sur de la isla, a una altura de 180 metros. Hay que subir unos 270 escalones, tallados directamente en la roca por los monjes, para llegar hasta el sitio del monasterio. Durante más de seis siglos fue un centro importante del movimiento monástico en Irlanda.

La vida en el monasterio consistía en el rezo constante, y en una dieta a base de pescados, mariscos, huevos de aves marítimas y hortalizas recolectadas en la isla. El fuerte viento y las bajas temperaturas complicaban la vida en la isla. Con el descenso de la temperatura en el siglo XII, se volvió imposible habitar la isla Skelling Michael durante el invierno, y así fue que el monasterio fue abandonado en el siglo XII debido a las despiadadas inclemencias del tiempo.

El asentamiento del monasterio consta de seis chozas cónicas, dos oratorios y terrazas de cultivo en los alrededores. Las seis “clochans” donde dormían los monjes fueron construidas solamente de roca, sin la colocación de ninguna argamasa que uniera los bloquees, y sorprendentemente el trabajo fue tan minucioso que el agua de lluvia no se cuela entre sus paredes incluso después de tantos siglos. Los oratorios fueron remodelados en el siglo X para formar una sola capilla grande dedicada a San Miguel Arcángel.

No había mucho espacio en el asentamiento, por lo que se estima que no habitaban más de 12 monjes en el monasterio. Sin embargo, no se podría esperar más conociendo las condiciones de vida a los que estaban obligados a vivir en la isla.

Imágenes cortesía de Arian Zwegers y Don Richards.