La Casa Azul de Frida Kahlo en México, museo e ícono cultural

· 21 mayo, 2013

No cabe duda de que una de las artistas latinoamericanas de más trascendencia mundial ha sido Frida Kahlo. Su fructífera y agitada vida fue plasmada por la artista en sus numerosas pinturas, así también como en los espacios en los que vivió.

La Casa Azul de Frida Kahlo, donde la artista nació, creció y murió, ha funcionado desde hace más de 50 años como un popular museo en la delegación Coyoacán en Ciudad de México. Es un lugar para admirar la biografía y la inmensa creatividad de esta figura de la cultura mexicana del siglo XX.

La familia de Frida Kahlo se mudó a la dirección 247 de la calle Londres, una casa esquinera en la intersección de esa calle con la vía Ignacio Allende, en el año 1904. La artista nació precisamente en esta casa del barrio El Carmen (Coyoacán), tres años después, el 6 de julio de 1907. Después de la muerte de Frida en julio de 1954, Diego Rivera, su esposo, continuó a cargo del lugar. Cuando éste murió, tres años después de Frida, Dolores Olmedo, amiga de Rivera, se encargó de administrar el lugar y mantenerlo abierto al público. En 1958, La Casa Azul se convirtió oficialmente en un museo.

Los administradores del lugar han tratado de conservar el ambiente y la decoración de la casa de la manera más fiel posible, manteniendo el lugar como estaba cuando Frida Kahlo lo habitaba. Por ejemplo, se puede observar el espejo pegado al techo sobre la cama de la artista, el cual ella utilizó para hacer varios de sus famosos autorretratos. Así también, se conservan los utensilios típicos en la cocina, muebles y vestidos de Frida.

Por supuesto, no pueden faltar algunos de sus famosos cuadros, como lo son Frida y la cesárea (1931), Mi familia (1949), Retrato de mi padre Guillermo Kahlo (1952), y Viva la vida (1954). De la misma manera, en la casa se puede apreciar una de las fotografías más reconocidas de Frida Kahlo, a cargo del fotógrafo estadounidense Nickolas Muray, la cual tomó en 1939.

En el museo también se realizan exposiciones temporales, como la actual que expone el colorido vestuario de la pintora, la colección llamada Las apariencias engañan: los vestidos de Frida Kahlo.

casa_azul2

Este museo no es sólo uno de los sitios culturales más visitados de México, el cual recibe a unos 25 mil visitantes cada mes, sino también un lugar para echar a volar la imaginación propia y reflexionar sobre nuestra creatividad. En el museo se exponen alguna de las famosas frases de Frida Kahlo, y una de ellas resume fielmente el ambiente que se puede experimentar en esta casa: «pies para qué los quiero si tengo alas pa’ volar».

Imágenes cortesía de Borya y danielkaempfe.