Guimarães, los orígenes de Portugal

· 16 marzo, 2013

Con mucha razón se considera a Guimarães un poblado que expresa los orígenes y las tradiciones de Portugal: los portugueses la llaman Cidade Berço, es decir, la Ciudad Cuna. Toda esta riqueza cultural fue tomada en cuenta cuando su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad también fue una de dos urbes escogidas para ser la Capital Europea de la Cultura en 2012.

Guimarães se localiza en la Región Norte de Portugal, a unos 50 kilómetros de Oporto. La ciudad se desarrolló alrededor de un monasterio fundado en el siglo X. Desde entonces, la población ha crecido al mismo tiempo que mantenido su riqueza histórica y arquitectónica. A Guimarães se puede llegar volando primero a Oporto, que cuenta con un aeropuerto internacional, y después tienes la opción de tomar un tren o bus a este destino.

El castillo de Guimarães

Desde el centro del núcleo urbano, el castillo fue utilizado para la defensa del poblado en la época de la Reconquista. La construcción del castillo fue una decisión a cargo de la misma mujer que mandó erigir el monasterio que dio origen a la ciudad, la condesa Muniadona Díaz. En 1139, cuando Portugal logró su independencia del Reino de León, el castillo fue elegido como la residencia de la monarquía portuguesa.

guimaraes2

El palacio de los Duques de Braganza

Construido en el siglo XV por Alfonso I de Braganza, el palacio ha sido declarado Monumento Nacional. Ubicada en medio de un atractivo parque, esta construcción es una digna muestra de lo mejor de la arquitectura medieval portuguesa. En su exterior se pueden apreciar varios elementos góticos.

La plaza Oliveira

Esta plaza es el sitio ideal para descansar en tu recorrido por esta impresionante ciudad. Puede ser un buen lugar para tomar un café o algún refrigerio. Aquí también se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Oliveira, digno ejemplo de la arquitectura románica. Al frente de la iglesia está el padrão do Salado, un encantador templo miniatura gótico.

Para cualquier turista interesado en los viajes culturales, Guimarães es uno de esos sitios que no decepcionan, permitiéndole al visitante empaparse de su rico legado histórico. Todo esto se suma a otros atractivos como la hermosa campiña que rodea la ciudad y su deliciosa gastronomía. Un tiempo enriquecedor es lo que te espera al visitar la Cuna de Portugal.

Imágenes cortesía de CTHOE y Rei-artur.