Extrañas maneras de celebrar la Navidad, 1° Parte

· 20 diciembre, 2013

La Navidad se celebra en casi todos los países del mundo occidental. En algunos lugares se mantienen tradiciones que resultan ser curiosas y simpáticas para quien las ve de fuera. Te invitamos a conocer esas costumbres que le dan también un sello nacional al espíritu navideño.

Noruega

Durante la fría Navidad de Noruega hay una costumbre infaltable. El día de la Nochebuena deben esconder todas las escobas que haya en la casa. Si las dejan por ahí, según dice la leyenda, pueden ser utilizadas por brujas y demonios para hacerle imposible la fiesta a la familia. Por eso antes de la medianoche deben estar bien escondidas en lugares a prueba de seres del más allá.

Yugoslavia

En Yugoslavia los padres deben darles regalos a los niños, quieran o no quieran. Los infantes se aseguran de que así sea. Quince días antes de la Navidad, los pequeños atan de los pies a su madre y sólo la sueltan si les entrega algunos obsequios. Siete días después hacen lo mismo con el padre, quien debe reportarse con regalos aun mejores. Con esta persuasiva manera de pedir sus obsequios, ningún niño queda triste en Navidad.

Portugal

Portugal en Navidad.
Portugal en Navidad.

Los portugueses llevan a cabo toda una comilona en la mañana de Navidad. La llaman “Consoda”. Lo curioso es que siempre ponen puestos adicionales en la mesa para unos extraños invitados: los muertos. Se supone que sus almas quieren ser alimentadas ese día y por eso la familia los toma en cuenta. En agradecimiento estos traerán suerte y prosperidad a la casa. Nadie sabe qué pasa con esa comida de sobra luego de la celebración.

Venezuela

Los niños venezolanos celebrando Navidad.
Los niños venezolanos celebrando Navidad.

Temprano en la mañana de Navidad, la policía se apresta a cerrar las vías de tráfico. Desde las 8 de la mañana las autoridades bloquean calles y carreteras. Los caraqueños acostumbran a ir a la primera misa del día. Lo interesante es que lo hacen de una forma singular: en patines. Por eso no se ve ni un atomóvil. Algunos niños amarran una pita a un dedo de su pie y dejan que el resto caiga por la ventana. Sus amigos halan la cuerda cuando pasan por su casa, rumbo a la misa de Navidad.

Austria

El “Krampuslauf” en acción.
El “Krampuslauf” en acción.

En tiempo de Navidad tiene lugar el “Krampuslauf”, en Austria, Suiza y parte de Baviera. A diferencia de otros lugares, allí además de premiar a los niños buenos con regalos, también se castiga a los necios con un buen susto. El “Krampus”, un demonio con campanas y palos, junto con el “Nikolaus”, un Santa Clauss de miedo, vagan por las calles asustando a los traviesos.

Imágenes cortesía de Carlos Bryant, Martin, Prochnik, Richard Alen, Alex Lanz y Eli Christman.