El mejor restaurante del mundo

· 1 enero, 2014

La revista británica “Restaurant” tiene el más prestigioso de los rankings en materia de restaurantes en todo el mundo. El Celler de Can Roca, de España, fue destacado con el primer lugar en 2013, después de haber ocupado el quinto, cuarto y segundo lugar en los últimos años. También le fueron otorgadas 3 estrellas de la Guía Michelin, el más alto galardón de esa emblemática publicación europea.


El lugar tiene 50 mesas y para que puedas obtener una de ellas, tienes que reservar con al menos once meses de anticipación. Cuenta con una única sede, a pesar de los cientos de ofertas que han recibido para abrir sucursales en otros lugares del mundo.

Algo de historia

El restaurante fue fundado en 1986  por los famosos “Hermanos Roca”, en Gerona (España). Está especializado en comida catalana tradicional. Aun así, todos los platos tienen un toque vanguardista y altamente creativo. No por nada consiguieron convertirse en los mejores del mundo.

Los genios creadores de este sitio son Joan, encargado de los platos salados, Jordi, que se ocupa de los platos dulces, y Josep, que se las ve con el tema de los líquidos. Vienen de una familia en la que la cocina siempre ha tenido un lugar central.

Los abuelos de los Roca tuvieron una fonda y sus padres han mantenido por décadas un restaurante para trabajadores, que actualmente queda al lado de El Celler de Can Roca. Curiosamente, los tres hermanos comen ahí todos los días porque no quieren perder el sabor que su madre le da a cada preparación.

Otro dato interesante es que en 2008 una empresa de perfumes les pidió que idearan un postre con base en un perfume de la línea Calvin Klein. La idea gustó tanto que desde entonces hacen lo mismo cada año con diferentes fragancias. Hay platos especiales inspirados en perfumes de Carolina Herrera, Dior y Lancome, entre otros.

El Celler de Can Roca, en Gerona, España.
El Celler de Can Roca, en Gerona, España.

La consagración

Los Roca han recorrido el mundo en busca de sabores y de técnicas. Aunque nunca han perdido la esencia catalana en sus platos, sí la han combinado con productos de procedencia externa. En su menú aparecen preparaciones que incluyen insumos asiáticos como la soja coreana, el yuzu o el ajo negro japonés. También han experimentado con granos andinos brasileños y quinua peruana.

Definen su restaurante como un “free style”, en donde jamás se renuncia a la creatividad, pero tampoco se dejan de lado las tradiciones. Varios de sus platos han alcanzado el grado de “celebridades” en el mundo gastronómico.

El “Timbal de manzana y foigras al aceite de vainilla”, creado en 1997, es uno de sus platos históricos. La “Tortilla de caviar” sorprendió por su técnica, que combina productos del mar con huevos de gallina, en el año 2000. El “Jardín Mediterráneo” y la “Ostra al vapor de manzanilla”, entre otros, llevan su arte a niveles poco comunes dentro de la gastronomía.

Los hermanos Roca han publicados varios libros. Lo suyo es una extraña combinación entre ciencia, tradición e intuición. Si les preguntan, siempre dicen que el secreto de su éxito no está en los grandes conocimientos y la pericia que han logrado acumular. Aseguran que el único misterio de cada gran plato es una profunda sensibilidad traducida en forma de sabor.

Imágenes cortesía de e_calamar y de Tristan Ferne