Dubái, el edificio más alto del mundo y el único hotel 7 estrellas

· 29 marzo, 2013

Dubái es una ciudad que forma parte de los Emiratos Árabes Unidos. Se ubica frente a la costa del Golfo Pérsico, dentro del desierto de Arabia. Entre los lujos que ostenta esta pequeña ciudad-emirato se destacan los de poseer el edificio más alto del mundo y el que todos consideran hotel más lujoso de cuantos existen.

El edificio Burj Khalifa

Comúnmente llamado Burj Dubái, se lo puede contar entre las maravillas de la arquitectura moderna, y es sin duda, una de las construcciones más impresionante realizadas por el hombre.

Con sus 828 metros, además de ser el edificio más alto del mundo, posee otras peculiaridades: es el edificio con más pisos en el mundo, con la piscina más alta (piso 76) y el que posee la mezquita más alta del planeta (piso 158). Además, cuenta con un terraza observatorio, llamado The Top, desde donde se puede contemplar Dubái entera, y más allá, sobre el horizonte, el interminable desierto.

La construcción de este edificio se inició en 2004 y finalizó en 2009, y la inauguración se realizó el 4 de enero del 2010 en medio de una fastuosa celebración. El costo total de la construcción del Burj Dubái fue de 1.5 billones de dólares.

Incluso el edificio resulta tan exótico que fue elegido para rodar algunas impactantes escenas en la última entrega de la famosa saga Misión Imposible protagonizada Tom Cruise.

El Hotel Burj Al Arab

Burj Khalifa

Se trata del hotel más lujoso del mundo, se suele decir que es el único hotel siete estrellas porque comparado con los hoteles 5 estrellas, sus 202 suites dobles les sacan mucha ventaja a sus competidores.

Téngase en cuenta que la habitación más cara en este hotel posee 800 m², cuenta con un inmenso jacuzzi, un ascensor privado y una sala de cine. Además, si lo desea el huésped puede solicitar un Rolls-Royce para moverse cómodamente por Dubái. Eso sí, deberá abonar 30 mil dólares por noche.

Todo el hotel Burj Al Arab emana lujo y suntuosidad – más al estilo árabe que occidental. También cuenta con 9 restaurantes, de los cuales uno se encuentra a 200 metros de altura, por lo que posee con una vista magnífica de la ciudad, y otro está bajo el mar, por lo que ofrece una incomparable vista subacúatica, algo difícil de encontrar en otra parte…

Construido en una isla artificial sobre el Golfo Pérsico, el hotel está conectado a tierra firme por una carretera de 270 metros. Posee un característico diseño en forma de vela,  su construcción comenzó en 1994 y se inauguró de manera oficial en 1999.

El lado oculto de Dubái

Además del Hotel Burj Al Arab y el edificio Burj Khalifa existen varios proyectos para construir en breve otras edificaciones igual de colosales en la ciudad. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que las maravillas arquetectónicas que han hecho famosa a Dubái han sido construidas a base de petrodólares, a ofrecer un paraíso fiscal, y ocultan un lado oscuro.

Esta ciudad ha avanzado desde el siglo XVIII al siglo XXI en unas pocas décadas. Pero no del todo. Tras la fachada de una ciudad hiper moderna y opulenta, existe una sociedad en la que las personas van a prisión por no pagar las deudas, donde miles de trabajadores han sido llevados con promesas de sueldos extraordinarios, luego retenidos sus pasaportes por las compañías que los emplean y obligados a trabajar como esclavos. Ése es parte del lado oculto de Duabái…

Imágenes cortesía de Joi y de Colin Capelle.