Consejos para un viaje más seguro

· 17 diciembre, 2013

Hay medidas de seguridad básicas que todos aplicamos durante un viaje. No dejar a la vista objetos de valor, cerrar con llave la puerta de la habitación en el hotel o tomar precauciones con el equipaje. Sin embargo, hay otros riesgos que no son tan evidentes, pero a los que también te enfrentas cuando haces un viaje. Aquí te contamos cuáles.

En el aeropuerto

Para tener un viaje más seguro, antes que nada, no pierdas nunca de vista tu equipaje. Debes mantenerlo cerca de ti y tomar especial precaución si un extraño se acerca a hablarte. Una de las formas de robo más conocidas es que alguien se aproxime y te advierta sobre alguna suciedad que ha caído en tu cabello o en tu ropa. Mientras tomas tiempo para cerciorarte, los delincuentes aprovechan para hurtar tu equipaje. También alguien puede acercarse para pedirte información amablemente, y mientras se la brindas, otras personas están atentas a llevarse tus pertenencias.

Cuidado con el agua en los aviones

Tal vez no sepas que el agua en los aviones no es tan limpia como se supone. El tanque de retención se limpia muy de vez en cuando, así que ni el café, ni el té, ni el hielo son tan higiénicos como podrías pensarlo. Algunos estudios han detectado presencia de la bacteria E. coli. Esto indica que el agua no es potable y que deberías abstenerte de consumirla. Mejor lleva tu propia agua embotellada.

La mirilla

Los delincuentes que rondan en los hoteles saben reversar la mirilla en la puerta de las habitaciones. Así logran ver hacia dentro del sitio y preparar sus fechorías. Lo aconsejable es que cortes un pedazo de cinta adhesiva de color oscuro y lo pongas encima de la mirilla. Eso bloqueará el acceso visual.

Las cajas de seguridad

Sólo la caja de seguridad principal del hotel es realmente confiable. Las cajillas de seguridad de las habitaciones, u otras similares, no son tan seguras como parece, ya que una buena parte del personal del hotel tiene acceso a ellas. Es conveniente mantener los objetos y la documentación de valor contigo o guardada en tu equipaje. Y procura conseguir un buen candado con cable para dejar atada tu maleta cuando salgas de la habitación.

Un candado te ayudará mucho durante tu viaje.
Un candado te ayudará mucho durante tu viaje.

Cuidado en los cruceros

Los planes de cruceros rara vez advierten de los riesgos de seguridad a los que te expones en un barco. Lo primero que debes saber es que generalmente no hay representantes legales de ninguna autoridad a bordo. El personal que puede atender una queja es administrativo solamente.

Ya es tradición que los barcos no reporten los hechos de inseguridad que se presentan durante el crucero. Así que lo recomendable es que no transites por lugares oscuros en el barco, evites visitar el camarote de personas que no conozcas y controles el consumo de alcohol.

Teléfonos y direcciones

Debes acopiar los datos de todos los sitios a los que puedas acudir en caso de urgencia, durante tu estadía en un destino que no conoces. Averigua dirección y teléfono de emergencias policíacas o médicas. También debes tener a mano los datos de la embajada de tu país y, de ser posible, de la dependencia y el funcionario a los que debes dirigirte en caso de necesitarlo.

Imágenes cortesía de Alberto Martínez y Philiphs Comunicaciones.