Brujas, entre patrimonio y canales

· 17 marzo, 2013

Brujas es una de las ciudades europeas que ha sabido preservar mejor su encanto medieval. Ubicada en el noroeste de Bélgica, esta urbe es un museo en sí misma, con hermosos canales, puentes, plazas e iglesias admirablemente conservadas. Brujas también ofrece variadas opciones de restaurantes, actividades culturales y de diversión.

La población adquirió impulso económico durante la Edad Media, gracias al comercio en auge en el norte de Europa. Durante el siglo XVI el canal que facilitaba el acceso del pueblo al mar empezó a sufrir un serio proceso de sedimentación, por lo que Brujas perdió importancia en el comercio de la región frente a otras ciudades vecinas. Sin embargo, la urbe decidió retomar su antiguo esplendor a finales del siglo XIX, lo cual se logró en 1907 con la inauguración del moderno puerto de Zeebrugge, que fue conectado a la ciudad mediante un canal. Aunado a esto,  en la segunda mitad del siglo XX las autoridades de Brujas incrementaron sus esfuerzos por restaurar y conservar la ciudad, convirtiéndola en un popular destino turístico en Europa.  Hoy se puede llegar fácilmente a Brujas tomando un tren desde otros sitios como Bruselas.

brujas2

Recorriendo el casco histórico

Puedes caminar fácilmente por el distrito histórico de Brujas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una vez allí, podrás admirar edificaciones como la iglesia de Nuestra Señora, que se empezó a construir en el siglo XIII y que sigue siendo la estructura más alta de la ciudad. La iglesia alberga una escultura de la Virgen con el Niño hecha por Miguel Ángel. La plaza del Mercado, llamada en Brujas Grote Markt, es el punto en el centro del casco histórico donde puedes apreciar maravillosos edificios en todos los ángulos. Algunas de estas edificaciones incluyen la Corte Provincial y la famosa torre del Campanario de Brujas.

Los canales de Brujas

Puedes tomar un recorrido en bote por los fabulosos canales de esta ciudad, para admirar partes del poblado que se pueden apreciar mejor desde estas vías acuáticas. Algunos de estos canales son el Groenerei y el Dijver, pasando junto a las espectaculares edificaciones medievales, torres de iglesias que sobresalen por encima de las fantásticas casas viejas.

Aprovecha la facilidad de llegar a la ciudad y trasladarte alrededor de esta. Brujas es un destino único y con una vocación especial para atender a sus visitantes y dejarles descubrir el encanto que ha mantenido a lo largo de los siglos.

Imágenes cortesía de Elke Wetzig y Donar Reiskoffer.