10 consejos de ahorro para tus viajes

· 4 enero, 2014

Siempre hay maneras de evitar gastos innecesarios durante un viaje. Lo ideal es que puedas disfrutar de todo, sin que tengas que invertir una verdadera fortuna en ello. El mercado del turismo tiene características especiales.

Por eso el mismo viaje puede costarte hasta un 50% más o menos, dependiendo de factores como la temporada que elijas, la clase de servicios que adquieras y la forma como asumas la estadía en tu lugar de destino, entre otros.

Hoy te ofrecemos 10 consejos prácticos que te ayudarán a administrar mejor tu dinero.

  • 1. Planifica tu viaje son suficiente tiempo de anticipación. Si reservas los tiquetes y el hotel con al menos dos meses de antelación, seguramente conseguirás mejores tarifas. Los vuelos comprados durante la misma semana del viaje pueden suponer un incremento de hasta el 50% en los costos.
  • 2. Los vuelos con escalas siempre son más baratos que los vuelos directos. Averigua directamente en las aerolíneas por los distintos trayectos y así tendrás una amplia gama de opciones para escoger. Los vuelos redondos, con tiquete de ida y regreso, siempre son más económicos que los demás.
  • 3. Busca vuelos entre semana. Los viernes, sábados y domingos siempre tienen las tarifas más altas. Los demás días hay precios menores que a veces llegan a ser hasta un 75% más baratos. Los martes son los días en los que suele haber mejores ofertas. Los jueves también aparecen tarifas interesantes.
  • 4. No comas en el aeropuerto. A veces es necesario pasar mucho tiempo en el aeropuerto, bien sea por demoras en los vuelos o debido a los trámites que exigen los trasbordos de avión, o el registro del equipaje. Es entonces cuando probablemente quieras comer en alguno de los restaurantes del aeropuerto, que normalmente son muy costosos. Previendo esto, es mejor que lleves algunos alimentos contigo, de modo que no tengas que gastar. Esta recomendación es particularmente útil en los aeropuertos internacionales, que tienen los precios por las nubes.
La bicicleta es una magnífica opción para el desplazamiento.
La bicicleta es una magnífica opción para el desplazamiento.
  • 5. Utiliza el transporte público en tu lugar de destino. Averigua con anticipación cómo funciona el transporte público en el sitio al que te diriges. Muchas ciudades del mundo tienen tarjetas prepagadas para el uso del metro o de los autobuses urbanos. A veces esas tarjetas ofrecen descuentos y, en cualquier caso, te permiten manejar mejor el presupuesto para ese rubro. En París y Roma, por ejemplo, venden boletos de metro por hora, que también sirven para los autobuses.
  • 6. Optimiza el desayuno y el almuerzo. Casi todos los restaurantes tienen un menú más barato en horas diurnas. Así que lo mejor es que tomes un buen desayuno y un abundante almuerzo, de modo que en horas de la noche gastes menos en comida. Además de que es lo mejor para tu salud, te ayudará a ahorrar dinero durante el viaje.
  • 7. Infórmate con los lugareños. El recepcionista y todo el personal del hotel son los primeros contactos con los que puedes contar en tu lugar de destino. Ellos te pueden prestar una invaluable colaboración para identificar los lugares más económicos y los precios reales de lo que vayas a comprar. Recuerda que en muchos sitios se cobra de más al viajero, aprovechando su falta de información.
  • 8. Busca entretenimiento gratuito. Muchas ciudades del mundo tienen entradas gratis a museos y sitios de interés, durante algunos días específicos. También hay sitios con espectáculos gratuitos, como bares musicales o plazas con presentaciones callejeras.
  • 9. Evita los taxis. Utiliza un taxi solamente en caso extremo. Si no te sirve el transporte público, procura desplazarte en bicicleta que es una divertida opción. No olvides que la mejor manera de conocer cualquier lugar es caminando. Si vas a pie, además de poder apreciar en detalle cada sitio, también tendrás ocasión de impregnarte de la verdadera cultura cotidiana que prima en una ciudad.
  • 10. Internet gratis. Es importante que busques sitios en donde la conexión a Internet sea gratuita. Las bibliotecas, algunos sitios culturales, los aeropuertos, terminales de autobuses y sitios similares ofrecen este servicio completamente gratis. De esta manera ahorrarás dinero.

Imágenes cortesía de José Alberto Ochoa y de Baptiste Pons