Secretos del personal de limpieza de los hoteles

· 21 febrero, 2014

Muchas veces ni siquiera tienes contacto directo con el personal de limpieza de un hotel. Los ves deambulando por los pasillos y en el mejor de los casos cruzas un saludo con ellos. Finalmente tú solo notas si la habitación está organizada y limpia, pero tal vez nunca te hayas preguntado cómo es que trabajan para tener todo a punto. Aquí te contamos algunos de sus secretos.

Frescura y desinfección

En los hoteles bien administrados, el personal de limpieza debe hacer una desinfección diaria en todas las habitaciones. Tanto los picaportes, como los interruptores de la luz y los controles remotos son sometidos al efecto del desinfectante. No podría ser de otro modo porque esos elementos se contaminan fácilmente por el paso de mano a mano.

Mensualmente el personal de limpieza aplica bicarbonato sobre las alfombras. Esto permite que no adquieran un olor extraño, sino el típico ambiente fresco que debe respirarse en la habitación de todo buen hotel.

Los huéspedes tacaños

Es los hoteles de primera línea lo usual es dar una propina diaria para el personal de limpieza. Generalmente es de uno o dos dólares por día. Muchos huéspedes pasan por alto este protocolo. A veces solamente dan una propina si se encuentran cara a cara con el personal de limpieza cuando está saliendo de la habitación.

No seas uno de esos tacaños. El personal de limpieza trabaja duro para que todo esté impecable durante tu estancia. Si quieres ahorrar, mejor que seas austero en otros gastos. El personal del hotel ajusta sus ingresos mensuales con las propinas.

Lo acostumbrado es que dejes el dinero de la propina sobre la mesa de noche o en el baño. De este modo quien haga la limpieza entiende que puede tomar ese dinero.

El personal de limpieza es fundamental aunque apenas los veas.
El personal de limpieza es fundamental aunque apenas los veas.

La cortesía

Por supuesto, la labor del personal de limpieza es mantener tu habitación perfecta. Pero eso no quiere decir que debas armar un zafarrancho de ropa, restos de comida y basura para que ellos la levanten. El hecho de que estés en un hotel y pagues por el servicio no quiere decir que tengas el camino abierto para ser desconsiderado con quien hace la limpieza.

Muchas veces el personal del hotel no sabe si debe tirar al cesto el reguero que dejaste. Quizás hayas dejado periódicos o papeles en el piso y, de ser así, lo más probable es que no los vuelvas a ver. No se trata de que dejes todo en orden, simplemente conserva una organización mínima en tus objetos personales.

Los objetos de limpieza

Todos los buenos hoteles tiran los elementos de tocador abierto diariamente. Los jabones no utilizados se dejan allí, pero si permanecen por más de un mes son donados a las instituciones de caridad. Las toallas se cambian todos los días.

Muchos de los huéspedes a veces necesitan algún elemento de limpieza y deciden tomarlo del carrito. No hagas eso. El personal de limpieza tiene perfectamente calculado lo que necesita para su labor diaria y si pones tu mano encima, probablemente se molestarán. Simplemente dirígete a ellos y pídeles lo que necesitas.

Imágenes cortesía de Antonio Delgado y Waldo Péndola Gambetta