Las paradisíacas Islas Cook

· 14 marzo, 2015

En esta ocasión, queremos que seas el protagonista de esta nueva aventura, una visita a las Islas Cook. Este hermoso archipiélago, está ubicado en el océano pacífico sur, entre Hawai y Nueva Zelanda. Seguramente, un lugar tan recóndito como este nos guardará gratas sorpresas. ¡Acompáñanos a recorrerlas!

Las Islas Cook, un paraíso en las lejanas tierras de Oceanía

Islas Cook 4

Al llegar a las Islas Cook en Oceanía, quedamos maravillados, ya que literalmente son un paraíso terrenal. Su territorio está conformado por aproximadamente 15 islotes; en el norte las islas Manihiki, Nassau, Penrhyn Island, Pukapuka, Rakahanga y Suwarrow; y, en el sur Aitutaki, Atiu, Mangaia, Manuae, Mauke, Mitiaro, Isla Palmerston, Takutea y Rarotonga que es la capital del conglomerado. Cada una de las islas, tienen sus atractivos particulares, lo que hace que se complementen entre sí.

Lo primero que notamos fue la pureza y simplicidad del paisaje, nada de grandes y lujosos edificios, ni semáforos, ni atascos en el tráfico, ni abarrotamiento de personas; todo esto nos hizo sentir de maravilla, porque nos permitió relajarnos y liberar el estrés. 

Islas Cook 6

De inmediato, nos sentimos muy a gusto con la temperatura local, ya que es tropical, lo que nos hizo olvidar de inmediato los nevados días de invierno de nuestra ciudad natal. También la comodidad se hizo presente, porque se puede andar todo el día en un traje de baño ¡ahhh libertad!

De visita por Rarotonga, la capital del archipiélago

Estábamos tan ansiosos de llegar a este lugar, que de inmediato corrimos hacia la playa, la primera en visitar fue la Titikaveka.

Sus aguas tan transparentes como un cristal, el blanco coralino tan intenso de sus arenas y unas palmeras enormes en la orilla, nos prometían una velada inolvidable. No había tantos visitantes, por lo que prácticamente teníamos este paraíso solo para nosotros, todo comenzó de maravilla.

Islas Cook 7

Luego de zambullirnos en estas aguas de ensueño, nos recostamos en una hamaca colgada entre dos cocoteros y nos tomamos con mucha relajación un agua de coco ¿Qué puede ser mejor que esto? Y pensamos ¡esta es la vida que merecemos!

En la noche, aprovechamos la ocasión para visitar algunos hoteles de la zona –a los que puedes entrar a comer sin necesidad de ser un huésped- y pasamos una velada maravillosa, entre espectáculos de bailes y tambores típicos de la zona –aprendimos y disfrutamos mucho sobre su cultura– mientras deleitábamos nuestro paladar, con los suculentos platos de pescados y mariscos de la localidad ¡fue un deleite para todos nuestros sentidos!

Otra de las maravillas que disfrutamos en esta locación fue la laguna Muri, al llegar nuestros ojos quedaron maravillados con el espectacular panorama de la zona. También pasamos una jornada única. Una de las actividades favoritas de la zona es hacer snorkeling en Motu Taakoka, por lo que nos aventuramos a ello y ciertamente valió la pena.

Islas Cook 8

Conociendo la hermosa Isla de Aitutaki

Otra de las tierras que forman el archipiélago de las Islas Cook es la Aitutaki. Esta isla, vista desde el cielo, tiene una forma de triángulo casi perfecta y es la segunda más visitada de todo el conglomerado.

Islas Cook 1

Al pisar tierra firme, quedamos realmente impactados con el paisaje que mostraba: una obra de arte perfecta creada por la combinación entre el blanco incandescente de sus arenas y el color turquesa paradisíaco de sus aguas ¡no podría ser más perfecto!

Demás está decir, el disfrute que nos ofreció este maravilloso lugar, especialmente en la laguna, que lleva el mismo nombre de la isla y la isla One Foot, la velada fue de película.

Islas Cook 2

Por último, una de las razones por las que este lugar se está convirtiendo en el favorito de todas las islas, es debido a que es perfecta para tener una estancia y momentos súper románticos con tu alma gemela.

Simplemente, visitar las Islas Cook, será una experiencia inolvidable que estará en tu mente por siempre.

Imágenes cortesía de Chris Harrison, Robert Young, Christina Spicuzza, Robert Engberg, Robert Linsdell, Paul Townsend y Rowen Atkinson.