El Camino de Santiago, ideas y recomendaciones para tu viaje

· 10 diciembre, 2013

El Camino de Santiago es una ruta que hacen los peregrinos de todo el mundo hasta llegar a la ciudad de Santiago de Compostela, España, concrétamente, hasta su catedral que es donde se encuentran los restos del apóstol Santiago.

Hay varios caminos y rutas bien señalizadas hasta llegar a Santiago y se puede hacer de muchas formas, a pie, en bicicleta o incluso caballo.

No sólo es un acto religioso o de fe, sino que se ha convertido en un recorrido turístico por bellos paisajes y pueblos increíbles.

Hay muchos caminos hasta llegar a Santiago, como el Camino del Norte, el de Vía de la Plata, el Catalán, Portugués o el Francés, éste último fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

El Camino de Santiago, albergues

En primer lugar decir que lo primero que se va a encontrar el peregrino en todos los pueblos- incluida la ciudad de Santiago de Compostela – y lugares, son gente amable, hospitalaria y caritativa que no van a permitir que ningún peregrino pase hambre o se quede sin alojamiento.

Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de hacer el camino es el lugar donde vamos a descansar, en este caso los albergues. Hay varios tipos de albergues, públicos y privados.

En cada pueblo hay un albergue público donde hay un precio mínimo establecido, actualmente son 6€ por noche. Tienen preferencia aquellos peregrinos que hacen el camino solos o que tienen alguna discapacidad.

Los albergues privados pertenecen a particulares pero no tienen ánimo de lucro, suelen tener precios accesibles.

En la actualidad hay otro tipo de alojamiento en una especie de casas rurales, que son más cómodas y confortables que los albergues. Se trata de un tipo de bono llamado Bono Lacobus que se puede adquirir para alojarse en estas casas rurales donde se ofrecen alojamiento y comidas.

La credencial del camino y la Compostelana

La credencial del peregrino es una libreta que se obtiene en los albergues, iglesias y otros lugares de parada del camino. Hay que sellarla al menos dos veces al día -en los lugares que hemos mencionado para conseguir la libreta – y es para acreditar que somos peregrinos y así poder alojarnos en los albergues del Camino.

credencial-camino-santiago

La Compostelana es un certificado que se expide por las autoridades de la iglesia y se entrega a los peregrinos que llegan al final del camino, que sería la Catedral de Santiago. Para obtenerla hay que haber recorrido los últimos 100 kilómetros a pie o a caballo y 200 kilómetros si se hace en bicicleta.

Consejos prácticos

– Elegir la época para hacer el camino, la más recomendable es en primavera y otoño, en los meses de julio y agosto (época de vacaciones en España), está todo más masificado de gente.

– Hay que tener previsto las etapas del camino, éstas se preven en función de la disponibilidad de los albergues.

– Llevar calzado y ropas adecuadas, también es imprescindible un impermeable, gafas de sol y gorra.

pies-de-un-peregrino
Pies de un peregrino

– La mochila es nuestra compañera durante todo el camino, por lo que no debe pesar más de 10 kilos.

– Tener buena alimentación y que nunca falte agua y algún dulce en la mochila.

– Llevar un botiquín con crema para las rozaduras y curitas o tiritas.

– Siempre tener la documentación de identidad consigo.

– Las etapas del camino no deben sobrepasar los 15 o 20 kilómetros por día.

– No aislarse y tener siempre controlado que hayan grupos de peregrinos cerca.

Imágenes cortesía de Xacobeo, Pablo y José Antonio Gil Martínez.