Visita con nosotros en Italia el Bosque Sagrado

Visita con nosotros en Italia el Bosque Sagrado

Hoy vamos a recorrer un lugar peculiar con aires mágicos que de seguro nos dejará asombrados. Se trata del llamado Bosque Sagrado o “Parque de los Monstruos”, en la localidad italiana de Bomarzo.

Este parque fue construido en el siglo XVI y presenta un estilo único en su decoración y estructura. De sus elementos más famosos y característicos son la multitud de esculturas o estatuas de piedra que representan a monstruos y otros seres mitológicos, que le otorgan un aspecto misterioso de “jardín encantado”. Así que invitamos a recorrer con nosotros este curioso jardín.

Historia del Bosque Sagrado

Autor: Luca Cerabona

Autor: Luca Cerabona

El Bosque Sagrado fue construido por el duque Pier francesco II Orsini, miembro de una de las familias más antiguas e influyentes del país, con motivo de la pérdida de su esposa, Giulia Farnesio, a modo de homenaje.

Está situado en la localidad de Bomarzo, en la provincia de Viterbo, en la región de Lacio. Se encuentra a una distancia de 70 km al norte de Roma.

Autor: « R☼Wεnα »

Autor: « R☼Wεnα »

En el diseño y creación de este parque intervinieron los arquitectos Pirro Ligorio y Jacopo Vignola en el año 1150. Los cuales otorgaron al jardín un estilo manierista de la última etapa del Renacimiento.

El Bosque Sagrado cayó en el completo olvido por más de 4 siglos, lo cual contribuyó a su deterioro. Unido también a que el misterio del lugar propició en los lugareños la creación de historias llenas de supersticiones y miedos. Por ello empezaron a denominarle con el nombre de Parque de los Monstruos de Bomarzo.

A mediados del siglo XX la familia Bettini lo adquirió iniciando los trabajos de recuperación del jardín, devolviéndolo a su estado original y obteniendo su merecido prestigio y reconocimiento.

Características del Bosque Sagrado

Autor: Jan

Autor: Jan

El Bosque Sagrado presenta un aspecto mágico y místico, en donde el enigma y el misterio de las esculturas talladas en las rocas se mezclan con la propia naturaleza.

Ya en la entrada te encuentras con dos efigies que la custodian, con curiosos mensajes que invitan a la reflexión a modo de advertencia.

Continuando en el camino nos encontramos con las cabezas esculpidas de Jano, Hécate, Saturno y Fauno. Para después impresionarnos con una de sus figuras colosales que se llama Proteo Glauco, una criatura con sus fauces abiertas que parece querer devorarnos. Sobre su cabeza lleva una espera que sostiene un edificio o fortaleza.

Autor: Alain Fisher

Autor: Alain Fisher

Otra de las esculturas que más nos impresionarán es la del gigantesco Hércules que se halla destrozando a Caco. En uno de los lados nos encontraremos igualmente con una tortuga de piedra que parece enfrentar a una ballena.

En nuestro camino descubriremos uno de sus elementos más enigmáticos y curiosos, la llamada Casa Inclinada. Se trata precisamente de eso, una casa que se ha construido aprovechando la inclinación de la roca, una vez dentro nos daremos cuenta que es imposible estar allí mucho tiempo, por el vértigo y desequilibrio que nos producen sus paredes, techo y suelo.

Autor: Samuele Ghilardi

Autor: Samuele Ghilardi

Prosiguiendo en este particular viaje nos encontramos con la Fuente de Neptuno, además del dragón que es atacado por un perro, un león y un lobo.

Autor: Yellow.Cat

Autor: Yellow.Cat

Así llegamos a uno de los lugares más emblemáticos del parque, una escalera de piedra nos elevan hasta una entrada terrible, nos encontramos con una cabeza esculpida en la roca de un Ogro u orco, cuyo semblante es de los más amenazador, y cuya boca es la misma puerta de entrada a una región mística y desconocida. En este se halla un emblema o frase que nos invita a indagar, y que viene a decir “todo pensamiento es fugitivo”.

Imágenes cortesía de philip hay, Luca Cerabona, « R☼Wεnα », Jan, Alain Fisher, Samuele Ghilardi y Yellow.Cat.

Te puede gustar