¿Qué puede hacer por ti un consulado o una embajada?

· 3 mayo, 2014

Si viajas al extranjero, el consulado o la embajada son el contacto más directo que tienes con las autoridades de tu país. En caso de que tengas algún problema, normalmente tu primera reacción es dirigirte a esas dependencias para que te den protección o te permitan solucionar algún impasse.

Tanto los consulados como las embajadas tienen funciones específicas y no siempre van a poder ayudarte. Por eso es importante que sepas en qué te pueden colaborar y en qué no, así harás un uso eficiente de su ayuda. Enseguida te lo contamos.

¿Qué pueden hacer por ti un consulado o una embajada?

-Expedir documentación. Un consulado o una embajada pueden expedir un nuevo pasaporte o un salvoconducto, en caso de que hayas perdido o te hayan sustraído el original. Basta con que acudas en horarios de oficina para realizar el trámite y que lleves la documentación básica que te exijan.

-Ofrecer información. Te darán datos actualizados sobre la normatividad del país que estás visitando y los recursos legales a los que tienes derecho. También te informarán sobre los servicios médicos y educativos en caso de que lo necesites.

-Asistencia ante una detención. Si eres detenido por las autoridades, por cualquier motivo, siempre puedes exigir que te pongan en contacto con la embajada o el consulado de tu país. Allí te prestarán una asistencia básica, que consiste en notificar a tu familia si lo solicitas, tramitar la correspondencia y hacerte visitas periódicas para verificar tu condición.

-Facilitar dinero en circunstancias especiales. Cada país tiene definidos algunos casos excepcionales en los que el consulado o la embajada están autorizados para facilitarte una cantidad de dinero para repatriarte. El aporte se hace en calidad de préstamo y quedas obligado a pagarlo en las condiciones que establece cada nación.

-Asistencia en caso de calamidad. Si se presenta una catástrofe en el extranjero, la embajada o el consulado deben prestarte la atención adecuada y facilitar todos los medios disponibles para que enfrentes exitosamente la situación.

No siempre las embajadas o los consulados pueden prestarte ayuda.
No siempre las embajadas o los consulados pueden prestarte ayuda.

¿Qué no pueden hacer por ti?

-Representarte legalmente. Ni las embajadas, ni los consulados están autorizados para actuar en tu nombre en caso de un litigio. Tampoco pueden intervenir en el proceso, ni proporcionarte dictámenes jurídicos.

-Expedir documento de identidad. No podrás reponer tu documento nacional de identidad a través de estas dependencias. Ese trámite solamente puedes efectuarlo en tu país de origen.

-Conseguirte trabajo. Algunas personas acuden a la embajada o al consulado para que les ayuden a conseguir trabajo. Sin embargo, esta labor no está dentro de sus funciones, por más que necesites urgentemente ese servicio.

-Obtener privilegios. No importa de qué país vayas o a qué país llegues: siempre tendrás un tratamiento igual al de los ciudadanos de esa nación. No busques que la embajada o el consulado te consigan un trato preferencial, ni en el sistema jurídico, ni en el servicio médico.

-Prestarte dinero. Puede que necesites dinero urgentemente, pero la embajada o el consulado no están autorizados para prestártelo, ni para avalarte o servir como garantía en ese terreno. Tampoco pueden pagar tus multas.

-Ofrecerte intérpretes o asistentes. No hay manera de que te faciliten un intérprete o un asistente social si lo requieres. Eso debes solicitarlo a las autoridades locales.

Imágenes cortesía de Mikel Ortega y RiveraNotario.