Palacio de Carlos V, un monumento renacentista en la Alhambra de Granada

· 19 marzo, 2017

Granada es una de las ciudades más bonitas y visitadas de España, esto es debido a la gran cantidad de bonitos lugares que posee. Un claro ejemplo es la Alhambra, los barrios del Albaicín y el Sacromonte, su preciosa catedral y su exquisita gastronomía.

Hoy vamos a visitar un lugar que no es tan conocido pero que es muy peculiar, nos estamos refiriendo al palacio de Carlos V, situado precisamente en el monumento estrella de la ciudad, la Alhambra. Así que vamos a conocer esta joya del renacimiento.

Historia del palacio de Carlos V

Autor: Rafandalucia

El palacio de Carlos V es una construcción renacentista situada en la colina de la Alhambra. Fue mandado a construir por el rey Carlos I después de su boda con Isabel de Portugal, ya que la pareja estuvo viviendo unos meses en la Alhambra después del enlace.

Así que surgió la necesidad de construir un lugar que reuniese todas las condiciones dignas de un emperador y su familia. Decidió este lugar para estar cerca de la Alhambra, ya que se maravilló de su belleza.

Se comenzó a construir en el año 1527 y el proyecto fue asignado a Pedro Machuca, construyendo un palacio con un estilo manierista en lugar de plateresco, que era el estilo que predominaba en España en aquella época.

El palacio de Carlos V

Autor: Jose Bodalo

El edificio se instaló en el corazón de la Alhambra musulmana en un extremo del patio de los Arrayanes y para su construcción fue necesario derribar un pabellón opuesto a la torre de Comares.

Este espectacular edificio tiene una planta cuadrada con una fachada de 63 metros de ancho por 27 de alto. Lo más destacado es su patio circular en el centro, único en su estilo y hay que decir que es la obra más destacada del Renacimiento.

El patio también dispone de un segundo piso y el círculo que forma mide 30 metros de diámetro, ocupando el centro de la construcción . Le rodea un pórtico con 32 columnas dóricas.

La fachada sur y oeste están decoradas en su totalidad, la norte y este solo están decoradas en parte, ya que el edificio está unido al Alcázar.

El edificio posee dos niveles, donde el bajo es de orden toscano y totalmente almohadillado y donde en las pilastras están insertadas grandes anillas en bronce y decoradas.

De palacio a Museo

Autor: Fernando Martín

Desde el año 1958 el palacio se ha convertido en la sede del Museo de Bellas Artes de Granada, la más importante pinacoteca de la ciudad. Anteriormente estaba ubicado en el antiguo convento dominico de Santa Cruz.

Las colecciones que posee el Museo están formadas mayormente por pinturas y esculturas desde el siglo XV hasta el XX.

El granadino Alonso Cano es el gran protagonista del museo. Aquí podremos contemplar la Virgen del Lucero, San Jerónimo penitente en el desierto y la escultura de San Diego de Alcalá. También hay obras de otros autores como Mariano Fortuny o Manuel Ángel Ortiz.

Imágenes cortesía de Quesada jua, Rafandalucia, Jose Bodalo y Fernando Martín.