La espectacular Gran Muralla China

· 3 abril, 2014

La Gran Muralla China es una de las construcciones más imponentes de la humanidad. Tiene casi 9 mil kilómetros de largo y se extiende desde la frontera con Corea hasta el Desierto del Gobi. Fue construida en varias etapas desde el siglo V hasta el siglo XVI. Se trata de una fortificación que se erigió para proteger al imperio chino de los ataques enemigos.

Durante mucho tiempo circuló el mito de que era la única construcción humana que podía observarse desde el espacio exterior. Esta versión ha sido desmentida por los astronautas y varias misiones espaciales. Eso, sin embargo, no le quita un ápice de su espectacularidad. No en vano fue considerada una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Datos curiosos

La Gran Muralla China es también el cementerio más grande del mundo. Esto se debe a que durante su larga construcción murieron cerca de 10 millones de obreros que trabajaban en la obra. No es para menos, si se toma en cuenta que su realización tardó más de mil años en completarse.

Es tan grande la longitud de esta maravillosa construcción, que tardarías más de cien días si decidieras recorrerla a pie. De hecho, se tiene noticia de que la Gran Muralla fue más grande en el pasado. Se calcula que alcanzó a medir cerca de 20 mil kilómetros. Pero varios de sus tramos fueron derribados y por eso ahora se conservan sólo 8.851 Km en total.

Es una obra tan monumental, que en algunos momentos de la historia trabajó en ella cerca del 70% de la población total del país. La mano de obra utilizada estaba compuesta principalmente por campesinos, guardias, nobles que habían caído en desgracia e intelectuales desestimados. Se sabe que durante la Dinastía Ming fue resguardada por un número de guerreros que rondaba el millón de efectivos.

La Gran Muralla está construida en diferentes materiales. La mayor parte fue edificada en piedra, pero en algunas zonas se utilizó ladrillo cocido, granito y hasta tierra aprisionada. Algunos puntos de la muralla se levantaron a 3.500 metros sobre el nivel del mar.

La Gran Muralla China se construyó en más de mil años.
La Gran Muralla China se construyó en más de mil años.

Algo de historia

La Gran Muralla China comenzó a construirse por orden del emperador durante la Dinastía Qin. El propósito era defenderse de las tribus nómadas que por entonces acechaban el imperio. La sección de esta obra que se mantiene hoy en día formaba parte de la Ruta de la Seda y se levantó durante la Dinastía Ming.

Durante cientos de años la muralla estuvo resguardada por soldados que fungían como primera línea de defensa en el imperio. Estos avisaban sobre cualquier movimiento amenazante, previendo así cualquier intento de invasión. En varias etapas China estuvo amenazada por los Manchúes y los Mongoles.

Después de implantada la Dinastía Qing, la muralla dejó de ser útil. Los enemigos tradicionales de China ahora formaban parte del imperio y ya no eran necesarias esas portentosas medidas de defensa. Fue entonces cuando los pobladores comenzaron a tomar material de la Gran Muralla para utilizarlo en construcción. Allí se perdió la mayor parte de la obra.

Imágenes cortesía de Leonard G y Georgio.