Islas Galápagos: pasión por la naturaleza

· 8 enero, 2014

Las Islas Galápagos son un conjunto de islas de distinto tamaño que se localizan en el océano Pacífico, a poco más de 900 kilómetros de la costa de Ecuador.

Sin lugar a dudas, las Galápagos se caracterizan por ser el hogar de cientos de especies animales y vegetales únicas, muchas de las cuales son endémicas, lo que quiere decir que solo se les puede encontrar en esas islas. De hecho, fue gracias a este lugar que Charles Darwin desarrolló en el siglo XIX su famosísima teoría de la selección natural, tras haber estudiado algunas especies de ese lugar.

Actualmente las Islas Galápagos son un área protegida que en 2001 fueron declaradas como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. Además, están consideradas como el segundo archipiélago del mundo con mayor actividad volcánica, tan solo después de Hawái. Por su parte, algunas de las especies que se pueden observar ahí son tortugas, albatros, leones marinos, pingüinos, iguanas y lagartos. Una de las especies más populares era la tortuga gigante de Pinta, la cual lamentablemente se extinguió en el 2012.

Evidentemente, las islas son el lugar perfecto para los amantes de la naturaleza y la aventura. Se calcula que cada año unas 200 mil personas visitan el lugar para disfrutar de las bellezas que ahí se pueden ver. Sin embargo, es importante mencionar que debido principalmente a la gran cantidad de turistas, las Galápagos estuvieron en serios peligro. Es por ello que al visitar la zona se tenga conciencia de la importancia que tienen dichas islas, respetándolas y, sobre todo, tratando de no causar ningún daño al ecosistema o a las especies que ahí viven.

Islas Galápagos_

Entre los lugares más bellos para visitar podemos mencionar la Reserva Marina, donde los visitantes tienen la posibilidad de nadar o bucear, así como de practicar algunos deportes acuáticos, al lado de mantarayas, lobos marinos, tortugas y peces multicolores. Asimismo, otro sitio de gran belleza es Los Túneles. Estas son formaciones rocosas que han hecho que se acumule agua del mar, precisamente en forma de túneles. Aquí es posible dar un pequeño paseo y ver desde tortugas marinas y patos hasta tiburones tintoreta, así como cientos de especies de peces.

El Islote Tintoretas es el hogar de decenas de tiburones, que en el día suelen descansar ahí para salir por las noches en busca de alimento. El islote está formado por rocas resultantes de erupciones volcánicas, lo que le da una belleza única. Los turistas pueden nadar también en las aguas del islote acompañados de lobos marinos. Finalmente, cabe mencionar la Isla Isabela, que es uno de los pocos lugares donde se puede ver al pingüino de las Galápagos y al flamenco del Caribe. Además, esta isla es la preferida de los surfistas, gracias a sus grandes olas. Sin duda, las Islas Galápagos son uno de los grandes tesoros de América que vale la pena visitar.

Imágenes cortesía de Paul Krawczuk.