El norte de Perú, un lugar de aventura

· 13 diciembre, 2013

Lejos del bullicio y la previsibilidad que comprende los lugares de interés alrededor de Machu Picchu, Cuzco y Puno, las verdes y aisladas tierras altas del norte de Perú son el hogar de muchas ruinas Incas y pre-Incas, así como algunos de los paisajes más espectaculares, haciendo de este una gran alternativa para una aventura andina fuera de lo común.

La ciudad de Cajamarca

La mayoría de los viajes a la región comienzan y terminan en Cajamarca, una ciudad colonial con acceso a varios sitios arqueológicos y excelentes rutas de senderismo. También conocida como “la Ciudad del Relámpago”, Cajamarca es el sitio de una de las victorias militares más rápidas, más astutas y sangrientas de la historia. Fue aquí donde el conquistador español Francisco Pizarro, en el año 1532 fue capaz de matar a más de 6.000 guerreros incas y la captura de Atahualpa, el Rey del imperio Inca con su escasa fuerza de 160 españoles.

Norte de Perú, una tierra de variedad infinita

Ventanillas de Otuzc

Los verdes valles y las altas cumbres de las montañas que conforman el área alrededor de Cajamarca son la máxima atracción para los viajeros, al igual que las ruinas incas en el interior de los alrededores. Se pueden pasar días deambulando por el campo verde, disfrutando de la interacción con los agricultores locales o practicar senderismo en las montañas desoladas de estos valles de hoja perenne.

A un corto paseo fuera de la ciudad se encuentra uno de los cementerios más antiguos de Perú, las Ventanillas de Otuzc, que data de hace más de 3.500 años. La antigua necrópolis se compone de varios nichos de enterramientos grandes excavados en un acantilado de roca. Los nichos de lejos parecen ventanas, de ahí el nombre de la zona. Lamentablemente, el sitio se está perdiendo poco a poco debido a la erosión del viento y la lluvia.

También los que merecen una visita son otros cementerios como la Necrópolis de Combayo, similar a las Ventanillas, pero a una escala un poco más grande, y las Ventanillas de Combayo. El Capac Ñan o Camino Inca Real, pasa por muchos de los sitios arqueológicos, haciendo posible realizar un recorrido de caminatas de un sitio a otro.

Un día en coche desde Cajamarca a través de los bosques de niebla y las curvas de montaña desgarradoras te lleva hasta el pueblo de Chachapoyas. La capital del departamento de Amazonas, Chacha (como es conocido en la zona) es un gran punto para caminar. Se pueden realizar caminatas en las montañas cercanas y aventuras a sitios arqueológicos poco visitados, entre ellos la impresionante y austera fortaleza de piedra en Kuélap.

Imágenes cortesía de Carlos Daniel Gomero Correa y Jorge Gobbi.