El estado de Alaska, descubre un mundo sin explorar

· 16 octubre, 2013

El nombre de Alaska proviene de una palabra esquimal que significa “grandes tierras”, esto explica sus extensos lugares plagados de naturaleza salvaje, parajes sin explorar, maravillosos glaciares, costas que no tienen fin y sus cadenas montañosas plagadas de nieve. 

Visitar Alaska te da sensación de libertad y tranquilidad, ya que tiene una escasa población que se concentra principalmente en las pocas ciudades y pueblos de la costa.

Es por ello que Alaska, para muchos viajeros, es el estado más bonito de los Estados Unidos.

Dónde está el estado de Alaska

El estado de Alaska es uno de los cincuenta estados de los Estados Unidos y está situada en el extremo noroeste de América del Norte. Está rodeado por el océano Ártico y Pacifico, hace frontera con Canadá y está separado de Rusia por el Estrecho de Bering.

Para llegar a Alaska se puede tomar un avión desde las principales ciudades de los Estados Unidos, con vuelos directos a Anchorage, que es la ciudad más grande del Estado de Alaska, aunque su capital es Juneau.

Cuándo visitar Alaska

El Estado de Alaska tiene climas muy extremos, los inviernos son largos, fríos y con fuertes nevadas, siendo sus noches largas. Los veranos son cortos y suaves produciéndose el “fenómenos de medianoche”, esto significa que el día cuenta con aproximadamente 19 horas de luz solar.

Por eso la mejor época para ir sería entre mediados de mayo y primeros de septiembre, en estos meses se puede disfrutar de la época de los osos y ver cómo cazan salmones.

Sus lugares increíbles

– Parque Nacional Denali alberga el Monte Mckinley con el pico más alto de Norteamérica, aunque no es uno de los picos más altos del mundo, tiene mucha dificultad para los escaladores, ya que está muy cerca del círculo polar ártico y presenta unas condiciones extremas para la escalada.

Es el parque más espectacular del Estado de Alaska cuenta con diversidad de flora y fauna entre la más destacada son la presencia de osos pardos y negros.

– Alaska SeaLife Center es el único acuario público y centro de rescate de fauna marina de Alaska, es un lugar que merece la pena visitar.

– El zoológico está situado en la ciudad de Anchorange y en la actualidad viven aves y mamíferos de 50 especies distintas. Cuenta además con la mayor colección de animales nativos de Alaska y algunos exóticos.

– Parque Nacional de los fiordos de Kenai está situado al sur de Alaska, es una auténtica maravilla de la naturaleza. Se puede visitar a través de un crucero y disfrutar de sus aproximadamente 38 glaciares y puntos de observación de fauna terrestre y marina.

Cabe destacar también el Parque Nacional Wrangell St. Elías en el pintoresco pueblo de McCarthy, con sus impresionantes montañas.

– Glaciar Matanuska es el glaciar más grande que se puede visitar en coche, además se puede explorar a pie con un guía que se contrata allí y que proporciona el equipo apropiado para llegar a algunos lugares de este espectacular glaciar.

– Islas Fox, las Islas Revillagigedo y las Islas Chichagof estos archipiélagos pertenecen también al estado de Alaska.

Imágenes cortesía de Susan Renee, Bimiers2, Teresa y Jdegenhardt.