Vamos a recorrer Copenhague en bicicleta

· 26 octubre, 2013

Parece increíble poder conocer Copenhague en bicicleta, pero en esta ciudad es posible hacerlo, ya que cuenta con 350 kilómetros de carril bici separados de la carretera normal. Otra de las facilidades es que podemos llevar la bicicleta en los transportes públicos.

Gracias a este barato y cómodo medio de transporte puedes conocer perfectamente todos los rincones de Copenhague, inclusive se puede contratar a una visita guiada para personas solas o en grupo.

Copenhague en bicicleta, cómo conseguir una

Lo primero que tenemos que hacer para conocer esta acogedora ciudad de Dinamarca, es conseguir una bicicleta, Copenhague tiene un excelente sistema de préstamo.

La opción más económica es el alquiler de bicis municipales, que con una fianza de aproximadamente 3€ se puede utilizar una bici municipal y recuperar la fianza cuando se devuelve.

Se aconseja revisar la bici antes de elegirla y verificar el estado de las ruedas y de la cadena, en el manillar podemos encontrar un mapa con las zonas en las que está permitido el uso de estas bicis, ya que el servicio sólo ofrece para usarlas en el centro de Copenhague.

Aunque si se prefiere hay lugares que alquilan las bicis por día o por semanas, dependiendo del tiempo de estancia en la ciudad.

Recorrido por la ciudad

Copenhague es una de las ciudades más bonitas y acogedoras de Europa, conjuga perfectamente su pasado con el presente más moderno. Los lugares de interés turístico están relativamente cerca, lo que hace que se puedan visitar en bici.

El casco histórico o zona medieval de Copenhague es el corazón de la ciudad, es un laberinto de calles estrechas que parten de la Plaza del Ayuntamiento, a este conjunto de calles se las conoce como Stroget. Se dice que es la zona peatonal más larga del mundo.

Muy cerca de la Plaza del Ayuntamiento encontramos el Tívoli, se trata del parque de atracciones más antiguo de Europa, además se puede disfrutar de sus maravillosos jardines y diversas actividades, como exposiciones, conciertos, etc.

No puede faltar en la visita a Copenhague al canal más famoso de la ciudad, Nyhavn, es una de las zonas más populares de la ciudad. En la orilla podemos apreciar un conjunto de casas con fachadas de colores, es la típica postal de Copenhague.

Les aconsejamos visitar este lugar cuando se pone el sol, sentarse en uno de los bares o restaurantes y disfrutar de los platos típicos del lugar, acompañado por una cerveza.

Otro emblema de la ciudad es la famosa estatua de la Sirenita, inspirada en el cuento de Hans Christian Andersen.

Además se pueden visitar sus museos como el Museo Nacional, parques, canales o el Barrio Libre de Christiana, una comunidad hippie medio autogobernada y medio legal surgida en los sesenta.

Noma, el mejor restaurante del mundo

Dejamos aparcada la bici para entrar en el mejor restaurante del mundo, Noma. La cocina danesa no era famosa hasta que no entró en escena este restaurante con el cocinero René Redzepi al mando. Está situado en un antiguo almacén de sal junto al puerto, con una decoración sencilla y minimalista.

Hay que hacer la reserva con mucho tiempo de antelación, ya que son muchos los comensales que vienen a disfrutar de los exquisitos e innovadores platos del Noma. Cuenta con un extenso menú que cuesta aproximadamente unos 200€, bebida aparte.

Esto ha ocasionado que Copenhague se convierta en la capital gastronómica de Escandinavia.

Imágenes cortesía de Mallol, Sebastián Levaillant, Nedsolo, Sergio Morchón y Xuansu.