Castillo de Santa Bárbara en Alicante, parte de la historia de España

· 2 septiembre, 2013

Situado sobre el monte Benacantil en el centro de la ciudad española de Alicante, el Castillo de Santa Bárbara es parte del patrimonio histórico de España. El castillo se ubica encima de un cerro rocoso de unos 166 metros de altitud que colinda con el mar.

Esta ubicación le daba una gran importancia estratégica, debido a que le facilitaba ver toda la bahía alicantina y sus aledaños. Esta montaña también es denominada “la cara del moro” dado a que vista desde la playa se parece a una cara y se trata de uno de los lugares emblemáticos de Alicante.

La historia del castillo

En las laderas del Castillo de Santa Bárbara se han encontrado restos arqueológicos que datan de la Edad del Bronce, así como restos ibéricos y de la época romana. Sin embargo, el origen de la fortaleza es del final del siglo IX, época de la dominación musulmana en España.

El nombre de Santa Bárbara proviene del día de su festividad, ya que el 4 de diciembre de 1248 el infante Alfonso de Castilla, quien se convertiría en el rey Alfonso X el Sabio, tomó el castillo a los árabes. En el año 1296 Jaime II se apropia del lugar y pasa a ser parte de la corona de Aragón. Prácticamente un siglo más tarde, Pedro IV remodela el fuerte y el rey Carlos I ordena fortificarlo en el siglo XVI.

El castillo no sufrió ninguna otra reforma hasta el reinado de Felipe II, cuando sus alcaldes promovieron la construcción de las dependencias que en la actualidad se pueden contemplar. Dichas obras duraron de 1562 a 1580. Sin embargo, el castillo sufrió desperfectos debido a los bombardeos que sufrió Alicante en el año 1691 por los franceses y otras acciones bélicas que sufrió el castillo de Santa Bárbara entre los años 1706 y 1709, en la guerra de Sucesión, tiempo en que estuvieron en el poder los ingleses.

Durante este tiempo el recinto fue afectado de manera grave, sobre todo en la acción militar de 1873, cuando la fragata acorazada “Numancia”, en manos de rebeldes cantonalistas de Cartagena, lanzó sus proyectiles a la población alicantina y a su castillo.

Castillo Santa Bárbara

No fue hasta el año 1963 que el castillo fue abierto al público y hasta entonces había estado en una situación de abandono. En ese mismo año se inauguraron los dos elevadores que recorren por dentro la montaña, en total unos 142 metros. A estos ascensores se accede por un túnel de 204 metros de longitud en la avenida de Jovellanos, en frente de la playa del Postiguet.

Los recintos

El castillo de Santa Bárbara posee tres recintos. Al primero de ellos, el más alto, se lo conoce como “La torreta”, debido a que en él se ubica la vieja Torre del Homenaje. En esta misma torre es donde se encuentran los vestigios más antiguos de toda la fortaleza, unos basamentos de los siglos XI al XIII. Aquí se puede contemplar el llamado Baluarte de los Ingleses, así como otras dependencias: Sala Noble, Parque de Ingenieros, Casa del Gobernador, etc.

En el recinto intermedio se encuentran las dependencias más importantes que fueron construidas en 1580: Cuerpo de Guardia, Salón Felipe II, Baluarte de la Reina, etc.

El recinto inferior es del siglo XVIII y en él se encuentra el Revellín del Bon Repós, que actualmente es el estacionamiento y donde está el monumento a Félix Berenguer de Marquina quien fue el virrey de Nuevo México y capitán general de Filipinas.

Imágenes cortesía de Laura Ledesma y Marco.