Algunos tips muy prácticos para ahorrar al viajar

· 14 junio, 2013

Nunca están de más algunos consejos simples y prácticos para ahorrar al viajar. A continuación te ofrecemos algunos.

Usa el transporte público

Siempre que te sea posible viaja en el transporte público de la ciudades que vistes. En muchas capitales de Europa es posible puedes adquirir tarjetas prepagadas para usar en sus redes de metro, autobuses o trenes, lo que te permite desplazarse a un precio muy económico.

Olvídate de los taxis

Olvídate de los taxis

Ésto está relacionado con el consejo anterior. Viajar en taxi es caro en casi todos las ciudades importantes del mundo, y lo es además más porque muchas veces los conductores se aprovechan del turista. Una opción recomendable para moverte por el centro de la de las ciudades es caminar, así podrás ahorrar, y descubrirás rincones escondidos de los sitios que visitas.

Viaja en temporada baja

No sólo los vuelos son más baratos entonces, sino que los precios de los alojamientos y en general de los productos y servicios en los destinos turísticos más famosos son más elevados cuando hay por todos lados los extranjeros que desean comprar.

Evitar las tiendas de los aeropuertos

Evita comer y hacer compras en los aeropuerto, suelen ser lugares muy caros, que aprovechan la urgencia o la incomodidad de quien desciende de un avión para cobrar precios excesivos.

Evita las tiendas de los aeropuertos

Ve preparado

Antes de hacer la valija infórmate sobre cómo es el clima en tu destino y revisa el pronóstico del tiempo para los días que vas a estar allí. No es nada agradable llegar a un lugar donde supuestamente el clima es tropical, y encontrarse con unos “días inusualmente fríos”, y que en las noches la temperatura desciende aun más… Y menos agradable es tener que salir a comprar ropa para poder solucionar el problema.

Busca entretenimientos gratuitos

Muchos lugares, como Disneyworld en Orlando, o algunos museos famosos de ciudades de Europa, donde el costo de la entrada es relativamente caro, parecen ser visitas obligadas una vez que se está en ese lugar, pero no lo son. Siempre puedes encontrar entretenimientos gratuitos.

Busca entretenimientos gratuitos

Habla con los residentes del lugar y busca información

La población local te pueden dar mucha información útil. El recepcionista de tu hotel por ejemplo, te puede recomendar desde espectáculos gratis, lugares económicos comer, así como la ubicación de farmacias y tiendas cercanas. Con esa información te puedes ahorrar bastante dinero.

Tu embajada siempre es un punto de referencia

Ten a mano el teléfono y la dirección de tu embajada. Allí siempre pueden darte consejos útiles, quizá no específicamente sobre cómo ahorrar, pero pueden ayudarte a solucionar problemas grandes que implican grandes gastos económico.

Imágenes cortesía de wentuq, ShedBOy. David McKelvey y AlphaTangoBravo/Adam.