Viaje a Sinaia, Rumania: un lugar como en los cuentos

· 8 julio, 2013

Cuando se trata de viajar a un lugar lejano, es muy probable que te interese visitar lugares con paisajes poco comunes, sitios que despierten tu imaginación y monumentos que te hagan recordar ese lugar de una manera especial. Rumania tiene regiones de enorme belleza que tienen todos esos calificativos mencionados anteriormente. Un ejemplo de ello es realizar un viaje a Sinaia, un idílico pueblo de montaña con uno de los castillos más preciosos de todo el mundo, y con sitios para hacer actividades recreativas en las montañas. Después de leer esto sabrás por qué los destinos alternativos de Europa valen la pena.

Sinaia se encuentra en el condado de Prahova, un pueblo formado a las orillas de un río que lleva el mismo nombre del condado. La zona es montañosa, parte de la larga cordillera de los montes Cárpatos. El clima del lugar está influenciado, naturalmente, por la altitud. En un mes de verano como junio, la temperatura promedio es de unos 15 °C, mientras que en un mes de invierno como enero, es común que el termómetro esté unos cuantos grados bajo 0 °C.

Al parecer, el origen del nombre del lugar se debe a la fundación del monasterio del sitio, con el nombre de Sinaia, idea de un príncipe que hizo una peregrinación religiosa al monte Sinaí en Egipto. Indiscutiblemente, la economía de este pueblo se basa en el turismo, industria a la que se le suman también la industria manufacturera y la forestal.

El castillo de Peleş

El castillo de Peleş es, posiblemente, la atracción no-natural más popular de Sinaia. Esta hermosa joya arquitectónica tardó 10 años en ser construida, entre 1873 y 1883. El castillo nació como un encargo del príncipe Charles de Hohenzollem-Sigmaringen, quien decidió establecer su morada en las faldas de las montañas Bucegi. Este príncipe se llegaría a convertir después en rey de Rumania, con el nombre de Charles I.

El castillo fue diseñado con un estilo neo-renacentista alemán, lo cual es bastante evidente al observarlo. Actualmente, el sitio funciona como un museo abierto al público, donde se exhibe una enorme colección de unas 2 mil obras de pintura, una de las más extensas de toda Europa.

Un dato muy curioso es que este castillo fue uno de los primeros en contar con electricidad en Europa, ya que durante su construcción también se le añadió una planta generadora de energía.

Actividades para hacer en Sinaia

Visita al monasterio de Sinaia. El legendario monasterio fue fundado en 1695 y a este se debe el nombre del pueblo.

Paseo por el parque natural de Bucegi. Este parque de más de 32 mil hectáreas es sitio de hermosos fenómenos del relieve como cataratas, cavernas y cañones.

sinaia2

Como ves, el sitio está lleno de maravillas y lugares idílicos. Sinaia es un destino turístico que vale la pena tomar en cuenta.

Imágenes cortesía de Prof mm2010 y Pudelek.