Un paseo hasta el Lago Cocibolca en la ciudad de Granada, Nicaragua

· 8 agosto, 2013

En el país centroamericano de Nicaragua, y a las orillas del Lago Cocibolca, se estableció en 1524 la ciudad de Granada. Durante los tiempos coloniales asentamiento de la conquista, y hoy en día una ciudad con una arquitectura colonial y neoclásica con más de 100.000 habitantes, que se mueven con la misma tranquilidad que las olas de su lago.

La ciudad de Granada está ubicada en el la parte suroccidental de Nicaragua. Es la cabecera departamental del departamento de Granada.

Se sitúa en la rivera del Lago Cocibolca o Gran lago de Nicaragua. Cuenta la historia local, que cuando el explorador español Gil González Dávila descubrió el lago por primera vez, los españoles que lo acompañaban observaron que tenía un oleaje fuerte y parecía no tener fin. Confundidos, pensaron que habían alcanzado las costas del caribe, hasta que el caballo de Gonzáles tomo agua del lago, y se dieron cuenta que era dulce. De esta forma lo empezaron a llamar “Mar dulce”.

Es el lago más grande de Centroamérica, con una superficie de 8.264 km². Tiene en su interior más de 400 isletas y tres islas.

La mayoría de sus habitantes son descendientes europeos (sobre todo españoles) o mestizos. Debido a su gran herencia cultural morisca y andaluza, es también conocida como “La Gran Sultana”.

Un paseo hasta el Lago Cocibolca

Hoy en día, puedes tener una experiencia completa por la ciudad si tomas la calle de la calzada, hasta llegar al lago.

Empezando en el Parque Colón, la antigua plaza de armas de la Granada colonial, que está en el centro de la ciudad. Se puede visitar la catedral de granada que data del siglo XVI, comprar bisutería y artesanías en los puestos ambulantes, o comer en alguno de los restaurantes en las periferias del parque.

Luego, se toma la calle la calzada. Es un gran paseo que conecta el parque central con el muelle del lago. Es una agradable caminata con un ambiente muy ameno, alegre, pero sobre todo tranquilo. Los restaurantes, tiendas y monumentos se encuentran a lo largo de toda la calle.

Los comercios terminan en la Iglesia de Guadalupe, y ya desde ahí, sólo es cuestión de avanzar un poco y divisar el Muelle de Granada y la Capitanía del puerto. Desde aquí se pueden tomar barcos a algunas de las isletas, donde se pueden visitar más restaurantes y tiendas, además de hoteles de categoría. Sino, se puede continuar con el paseo y seguir el Malecón. Un lugar para caminar y observar el lago Cocibolca en todo su esplendor.

Imágenes cortesía de 66055760@N06.