La ciudad de Nápoles, un tesoro arquitectónico al sur de Italia

· 10 marzo, 2014

La ciudad de Nápoles es una de las grandes ciudades del Mediterráneo, en la ciudad ha quedado la huella arquitectónica de todos los períodos por los que ha pasado Nápoles, quedando patente en sus calles, plazas y monumentos del centro histórico.

La ciudad de Nápoles está situada al su de Italia entre el monte Vesubio y los Campos Flégreos, dos regiones con gran actividad volcánica.

Además de su patente riqueza cultural, histórica y arquitectónica, la ciudad de Nápoles tiene otro atractivo más, su exquisita gastronomía propia de la ciudad.

El Centro Histórico de la ciudad de Nápoles

Si queremos conocer Nápoles os aconsejamos visitar primero su centro histórico, ya que es el más extenso de Europa y que también cuenta con una gran riqueza cultural.

Se pueden apreciar diversos estilos arquitectónicos, quedando patentes en sus iglesias, plazas, monumentos, castillos y otros edificios históricos que son un tesoro para la ciudad de Nápoles.

casas-napoles-italia

Es por ello que en 1995 la UNESCO decidió incluir a Nápoles en la lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Pero una de las cosas típicas del centro histórico es la “panni stesi” (ropa tendida), donde uno se la encuentra todo el año hay una expresión napolitana que dice “Ma sti pann nun s´asciuttano maje? (¿Pero esta ropa no se seca nunca?).

Lugares turísticos

Entre los lugares que vamos a destacar se encuentra el Castel dell´Ovo, que está situado en el islote de Megaride y fue residencia de los Reyes de Nápoles y del tesoro del reino.

La Catedral de Nápoles es la principal edificación religiosa de la ciudad, además de contar con más de 400 iglesias y otros edificios religiosos.

castel-dell-ovo-napoles

También vale la pena visitar el Palacio Real que pertenece al periodo de dominación aragonesa en la ciudad, las catacumbas de San Genaro que datan del siglo II, el Anfiteatro Flavio que es el tercer anfiteatro más grande de Italia.

Otros lugares que merecen la pena visitar son el Museo Arqueológico Nacional, considerado uno de los mejores museos arqueológicos del mundo, el Castel Nuovo, el Teatro de San Carlos o la Biblioteca Nacional.

Gastronomía napolitana

No podemos visitar la ciudad de Nápoles sin degustar su exquisita gastronomía, ya que es un atractivo más de esta bella ciudad italiana.

Esta variada cocina está marcada por las numerosas invasiones que ha sufrido la ciudad, por lo que se han mezclado varios estilos, pero tiene una característica muy especial y es el carácter humilde de los platos.

spaghetti-con-almejas

Sus ingredientes principales están influenciados por el mar, con lo que el pescado y los mariscos abundan en sus menús.

Por supuesto la pizza es el plato estrella, elaborada con salsa de tomate, albahaca, mozzarella de búfala y elaborada en horno de leña.

Vamos a destacar dos tipos de pizza: la pizza margherita, elaborada con tomate fresco rallado, mozzarella, albahaca, queso de búfala y aceite de oliva. La otra variedad de pizza es la pizza marinar, hecha con aceite de oliva, tomate, orégano y ajo.

Entre sus pastas destacan los spaghettis, los más típicos son los que se sirven con almejas (vongole). También hay que mencionar los dulces napolitanos como la sfogliatella, pastiera napolitana o el babá.

Imágenes cortesía de Senderismo Sermar, Marité Toledo y Stijn Nieuwendijk.