El Cayo Ambergris en Belice, un paraíso de bolsillo

· 6 agosto, 2013

Ubicado en la parte norte de las costas centroamericanas de Belice, próximo al golfo de México, se encuentra el Cayo Ambergris. Es una diminuta isla con una superficie de aproximadamente 8 km². A escasos kilómetros de sus costas, podemos encontrar unas de las reservas de coral más grandes del mundo (la segunda mayor barrera de arrecifes del planeta).

En las costas de Belice, se pueden encontrar doce cayos únicos pos sus hermosas playas de arena dorada y el sus aguas cristalinas. De todos, el más popular es el Cayo de Ambergris, o cayo de “Ámbar Gris”, que queda a 58 kilómetros de la Ciudad de Belice.

El cayo de Amgergris es la isla más grande de Belice. Está habitada por aproximadamente 2000 personas, que se concentran en el único poblado del islote, la ciudad de San Pedro en la parte sur. Aquí se encuentra todos los servicios necesarios. Los principales restaurantes, clubes nocturnos y los hoteles que van desde tres a cinco estrellas se encuentran ahí.  Además, se puede recorrer toda la isla sin necesidad de otro tipo de trasporte más que nuestros propios pies.

La forma más popular para llegar al cayo es por avioneta. En escaso tiempo se puede llegar a la isla, incluso se puede organizar un viaje para conocer la isla, ir y regresar el mismo día.

El Paraíso de Bolsillo

El Cayo Ambergris en Belice, un paraíso de bolsillo

Saliéndose de lo cotidiano, el cayo de Ambergris, además de ofrecer sus paradisíacas playas (que ya parecen ser un estándar en las islas del Caribe), cuenta con uno de los ecosistemas marinos más variados y exóticos del caribe. Esto lo convierte en una de los destinos preferidos para los que disfrutan del buceo, las expediciones ecológicas, y la biología marina.

Fue declarado patrimonio mundial por la UNESCO en 1996, por sus reservas naturales de vida marítima.

Sirve como un punto estratégico de donde parten expediciones a las demás islas y arrecifes. A aproximadamente 500 metros de la playa de Ambergris, se encuentra el arrecife, que es una importante reserva natural. Se organizan diariamente expediciones de buceo a diferentes puntos de la reserva. Por ejemplo, el gran “Blue Hole” en el Arrecife Lighthouse, donde se puede descender hasta los 40 metros. El Cayo Half Moon o el atolón de las islas Turneffe, también son lugares populares para practicar buceo.

No es muy complicado poder observar tortugas marinas, langostas gigantes o manta rayas en cualquier sesión de buceo dentro de las reservas.

Imágenes cortesía de cloud2013 y Heath Alseike.