La ciudad palatina de Medina Azahara: una joya de Andalucía

La ciudad palatina de Medina Azahara: una joya de Andalucía

Madinat al-Zahra significa “Ciudad Brillante”. Fue mandada a construir por el Califa Abderramán III en el año 936 y prácticamente destruida en el siglo XI. Es una fastuosa ciudad palatina que cuenta con una gran riqueza ornamental, demostrando así el esplendor arquitectónico y el refinamiento artístico musulmán. Está compuesta por palacios, jardines, aposentos y baños, además de una Mezquita Aljama.

Estructura de la ciudad palatina de Medina Azahara

La Puerta Norte es la puerta de acceso al Alcázar, tratándose de la vía de entrada más frecuente que conecta con Córdoba. El siguiente edificio es la Casa del Ejército, que es el lugar de espera de las personas que iban a ser recibidas por el Califa. El Gran Pórtico es la entrada más emblemática al recinto del Alcázar. Su principal función es deslumbrar al visitante.

El Salón Rico es un espacio de recepción oficial. Por su gran calidad artística es la zona más interesante y valiosa del conjunto arquitectónico. Sin lugar a duda se trata de la parte más emblemática de Medina Azahara.

La Casa de Yafar es una de las dos residencias al sur de las viviendas del servicio. Debe su nombre al primer ministro Ya´Far ibn Abd al-Rahmán. Al oeste de la Casa de Yafar encontramos la Vivienda de la Alberca. Se considera que era la residencia del príncipe Alhakén, hijo de Abderramán III y heredero del califato de su padre.

Como toda ciudad musulmana, Medina Azahara cuenta también con una Mezquita Aljama perfectamente orientada a la Meca. En el punto más elevado del Alcázar se ubica La Casa Real, es la residencia oficial de Abderramán III.

Situación y Entorno Privilegiado

Medina Azahara fue construida a ocho kilómetros de Córdoba (España), en una planicie al pie de Sierra Morena, en medio de un paisaje privilegiado. Está distribuida en tres terrazas, reservándose la parte alta para el Alcázar. La cultura popular dice que la ciudad se construyó en honor a la favorita del califa, que se llamaba al-Zahra, cuyo significado es “La Flor”.

Aunque los principales motivos fueron políticos e ideológicos, ya que en la época del califato la ciudad de Córdoba llegó a tener hasta 500.000 habitantes, convirtiéndose en una de las ciudades más grandes del mundo. Por este motivo el califa mandó a construir su propia ciudad a las afueras de Córdoba.

El Centro de Interpretación de Medina Azahara


En 2009 se inauguró el Centro de Interpretación de Medina Azahara, ubicado a unos 800 metros del yacimiento arqueológico. Es un edificio de tres plantas en las cuales dos de ellas son subterráneas.

El museo de Medina Azahara cuenta con 7.300 metros cuadrados y en la actualidad cuenta con dos premios de arquitectura, el Premio Aga Khan y el Premio Piranesi de Roma.

Se construyó para darle diversos usos como la recepción de visitantes, restauración de piezas y oficinas de investigación. Cuenta además con un auditorio, biblioteca, cafetería y tienda de libros relacionados con el yacimiento y con el arte musulmán.

Imágenes cortesía de Wendigo y Trevor Huxam.