Lo que debes llevar en el avión

Lo que debes llevar en el avión

Ya no estamos en los tiempos en los que el servicio a bordo en los aviones cubría todas las necesidades de los pasajeros. Actualmente las aerolíneas apenas si te ofrecen un refrigerio ligero, en el mejor de los casos, y no están muy pendientes de si tienes frío, calor o sed. En muchos casos la comida tiene un costo adicional y rara vez te ofrecen una almohada.

Por eso es mejor que vayas preparado. No se trata tampoco de que lleves un equipaje de mano como si te fueras a mudar de por vida. Simplemente es importante que te acompañes de algunos objetos que podrías necesitar, tanto en los viajes largos como en los cortos.

Tarjeta de crédito

Si en el trascurso del viaje te antojas de algún alimento o bebida, o tienes necesidad del servicio de WiFi, por ejemplo, puede que estés en aprietos si solo cuentas con dinero físico.

El efectivo no es un medio de pago muy popular en los aviones. De hecho, varias aerolíneas han descartado los billetes y monedas para hacer transacciones durante un vuelo. En el aire funciona el dinero plástico. Por eso no puedes dejar de llevar tu tarjeta de crédito a mano.

Alimentos

Es realmente improbable que te ofrezcan comida “gratis” durante un vuelo normal. A lo sumo te darán un pequeño refrigerio, aunque a veces ni siquiera eso recibes. Si se te antoja algo más, no lo dudes: debes pagar.

Así que si tienes apetito fácil, lo mejor es que lleves tu propia dotación para el viaje. Eso sí, evita los alimentos que tengan un olor demasiado fuerte, porque eso puede incomodar a los demás pasajeros. Tampoco lleves comida que resulte difícil de trasladar o engorrosa a la hora de consumir.

La mayoría de los consumos en el avión son de pago.

La mayoría de los consumos en el avión son de pago.

Si viajas al extranjero, toma en cuenta las restricciones que puedan existir. Las carnes, quesos y prácticamente todos los productos vegetales están normalmente prohibidos durante  el ingreso a otro país. Se trata de normas fitosanitarias que no tienen excepción.

Es aconsejable llevar pastillas o goma de mascar. Ambas resultan muy útiles para destapar los oídos durante el despegue y el aterrizaje. Generalmente solo te dejan portar bebidas que hayas comprado en las tiendas de salida. En cualquier caso, no olvides llevar una botella de agua mineral.

Medicamentos

Puede que abordes un vuelo hacia un destino cercano y pienses que llevar medicamentos es una precaución exagerada. Pero si eres viajero frecuente sabes que no es extraño encontrar demoras no contempladas o retrasos imprevistos. Así que un viaje corto al final puede que no sea tan corto como lo imaginaste.

Así que si tienes medicamentos prescritos para consumo regular, llévalos contigo en el equipaje de mano. No solamente por los retrasos que pueden presentarse, sino también porque siempre existe el riesgo de que tu maleta se extravíe. Recuerda que hay reglas definidas para el transporte de líquidos y geles, que debes consultar con anterioridad.

También es prudente que lleves un pequeño botiquín de mano, preferiblemente en una bolsa plástica segura. Incluye allí algún analgésico de uso libre y un antiácido para manejar problemas digestivos frecuentes.

Fotos cortesía de Daniel Lobo y de Nacho