La isla de Milos, la isla griega de la diosa Venus

La isla de Milos, la isla griega de la diosa Venus

En esta ocasión el Mediterráneo nos trae otra de sus maravillosas islas, en este caso a la isla de Milos o Milo en Grecia. Esta apasionante isla es famosa por la Venus del Milo, una famosa estatua de la antigua Grecia, que fue encontrada en la isla.

Milos es una mezcla de colores que se funden con el azul del cielo, el blanco de las casas y el azul turquesa del agua de sus playas. Se trata de una isla volcánica con 123 kilómetros de costa y con lugares llenos de arte y cultura.

Información de la isla de Milos

puerto-adamas-milos-grecia

Milos es una pequeña isla volcánica del mar Egeo y que pertenece al conjunto de las islas Cícladas griegas, que como todas ellas cuentan con una arquitectura muy parecida, pueblecitos de casas blancas y calles empedradas. La capital de la isla es Milos o Plaka como la llaman los lugareños.

Otra de las ciudades principales de la isla es Apolonia, en el extremo noroeste y la montaña más alta es San Elías con una altura de 751 metros. El principal puerto de Milos es Adamas, desde donde hay conexión por mar a muchas islas como Pireo.

Lo más destacado de la isla de Milos

Si llegamos a la isla de Milos por mar, vamos a desembarcar en el puerto de Adamas, donde se concentra la vida de la ciudad y donde hay una pequeña iglesia llamada de la Santísima Trinidad.

cuevas-papafrangas-milos-grecia

La capital, Milos está situada en una pequeña colina que mira al mar, allí podemos visitar su castillo que alberga también un pequeño museo. En lo alto del castillo se puede disfrutar de unas increíbles vistas panorámicas a los distintos pueblos blancos.

Para los apasionados de los restos arqueológicos y de la Grecia antigua, os proponemos visitar la ciudad de Clima, donde hay unos impresionantes recintos arqueológicos. En Tris Eclisies encontramos unas Catacumbas subterráneas paleocristianas, que son únicas en el mundo.

En la ciudad de Filacopi son muy conocidas sus cuevas de Papafrangas .

Y para los amantes de la naturaleza, Milos es un lugar idóneo para la exploración, ya que abundan las cuevas, colinas, laderas y cavernas con sorprendentes formaciones geológicas.

Las playas de Milos

playa-de-milos-grecia

Pero si por algo vale la pena ir a este bello lugar es por sus playas, caracterizadas por tener arena blanca, aguas transparentes y otra característica es que las más bonitas son de difícil acceso por tierra, pero merece la pena llegar hasta ellas.

Playa Sykia es probablemente la más apasionante de todas ya que allí se sitúa la Cueva Esmeralda, que su belleza reside en que la mayor parte del techo de la cueva, se ha derrumbado, por lo que permite que penetre la luz hacia el interior y se cree una atmósfera mágica.

Otra de las playas de la isla es la de Adamas, que es donde se concentra la vida nocturna de la isla, con bares y restaurantes donde predomina la buena gastronomía y la buena música.

La playa Garonísia se caracteriza por poseer una formación rocosa que emerge de las profundidades del mar, en forma de columnas.

Imágenes cortesía de Massimo Palmieri, Ben Ramirez, Graeme Churchard y María Technosux.