El puerto de San Blas, tranquilidad y naturaleza

El puerto de San Blas, tranquilidad y naturaleza

Ubicado en el occidente de México, frente a las costas del Pacífico, se encuentra el puerto de San Blas. De este lugar partieron expediciones que buscaban expandir el dominio colonial español por Norteamérica, por lo que fue uno de los puertos más importantes del Pacífico de aquellos años.

Hoy en día, dicho sitio es un destino con una incipiente infraestructura turística que, sin embargo, poco a poco despunta como una de las joyas de esa parte del país. San Blas es parte de la denominada Riviera Nayarit, un sitio con un prometedor futuro turístico, por lo que uno de sus principales atractivos son sus bellezas naturales.

Como era de esperarse, en este lugar se puede disfrutar, entre otras cosas, de un excelente clima (predominantemente caluroso y subtropical), tranquilas y atractivas playas, así como de algunos vestigios históricos de la época colonial.

Entre las playas más importantes, que sin duda deben visitarse, se encuentran la Playa Las Islitas, Los Cocos, Playa del Rey, Playa el Borrego y Matanchén. Muchas de ellas son excelentes para practicar algunos deportes y actividades acuáticas, aunque lo mejor es hacer un poco de surf gracias al buen oleaje del mar. En general, las playas de San Blas suelen estar vacías o con muy pocos visitantes. Por ello, los más atrevidos pueden incluso practicar el nudismo en ellas.

Puerto de San Blas

Asimismo, existe un hermoso manantial que se ubica en medio de la espesa vegetación del lugar y que conecta con un cocodrilario. Dicho sitio se conoce como La Tobara. Por lo tanto, el visitante disfrutará en San Blas de espectaculares playas, inolvidables vistas y una exuberante vegetación que lo harán regresar. Sin embargo, cabe aclarar que, dado a que muchas playas son consideradas como semivírgenes, se debe tener mucho cuidado al nadar en ellas.

Como lo decíamos, en San Blas no existe una importante infraestructura turística como tal. De esta manera, el turista debe estar preparado para hospedarse en lugares rústicos que únicamente cuentan con los servicios más básicos.

No obstante, además de las playas, en San Blas es recomendable descansar, practicar algún deporte o actividad acuática, pasear en lancha, realizar caminatas o paseos a pie por la playa o disfrutar de románticas lunadas. También es interesante conocer la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, mejor conocida como La Marinera, la cual data del siglo XVIII.

Sin duda, San Blas es una excelente opción para los amantes de la naturaleza y los destinos de playa sin aglomeraciones que son ideales para la tranquilidad y el descanso. Pese a su incipiente infraestructura turística, se tiene proyectado que este lugar se convierta próximamente en un importante destino del Pacífico mexicano. Este puerto se encuentra a tan solo 62 kilómetros de la capital del estado de Nayarit, Tepic, por lo que llegar ahí es muy sencillo aunque exclusivamente se puede hacer vía terrestre.

Imágenes cortesía de YoTuT y Amy Thibodeau.