El Ferrocarril Transiberiano, vive una experiencia inolvidable

El Ferrocarril Transiberiano, vive una experiencia inolvidable

Este mítico Ferrocarril Transiberiano es probablemente el más famoso del mundo, se trata de una red ferroviaria que conecta a la Rusia europea con provincias del lejano Oriente ruso, Mongolia y China. La primera ruta se inauguró en 1904 atravesando la mayor parte de la zona que fue la Asia Soviética, llegando a pasar por 8 zonas horarias, convirtiéndose así en el viaje ferroviario continuo más largo del mundo.

El atractivo principal de este tipo de viaje está en que puedes visitar numerosos lugares de dos continentes distintos en una sola línea de tren, además de contemplar magníficos paisajes rusos como bosques vírgenes, montañas, ríos o lagos.

El Ferrocarril Transiberiano

La mayoría de las composiciones del tren tienen más de 500 metros de coches de pasajeros y hay dos clases de compartimentos: el compartimento blando que cuenta con asientos tapizados y el duro tiene los asientos de plástico o de cuero, ambos se convierten en camas por las noches. El tipo blando tiene grandes compartimentos con 2 o 4 literas, y el duro tiene literas pero sin compartimentos.

Los viajeros que se han decidido por usar el ferrocarril transiberiano para sus vacaciones, cuentan que viajar en este tren, se parece a estar viviendo en una especie de barrio o vecindad.

Las tres rutas del ferrocarril

El ferrocarril transiberiano va desde Moscú hasta Vladivostok, cerca del Océano Pacífico. Para realizar este recorrido existen tres rutas diferentes:

La ruta Transiberiana es la más importante y conocida, se la llama también Rossía y va desde Moscú a Vladivostok, pasando por varias ciudades entre las que destacan: Ekaterimburgo, Novosibirsk, Irkutsk. Tiene un recorrido de 9.288 kilómetros y se tarda en recorrerlo aproximadamente siete días.

Ruta Transmongoliana une Ulán Udé en Rusia con Jining, en China, pasando por Ulán Bator, la capital de Mongolia.

La ruta Transmanchuriana tiene 8961 kilómetros y va desde Moscú a Pekín, China.

Lugares de interés

Moscú es el punto de salida así que es lugar de obligada visita turística, lo más destacado es el Kremlin, la Plaza Rojao la Catedral de San Basilio.

La frontera natural entre Europa y Asia la encontramos en la ciudad de Ekaterimburgo, es muy popular entre los turistas ya que aprovechan la oportunidad de poner un pie en el continente europeo y el otro en el continente asiático.

A 380 kilómetros de Ekaterimburgo encontramos la ciudad de Kungur donde está la única cueva helada de Rusia que está equipada para poder ser visitada. 

Otro lugar de especial interés es el Lago Baikal, que es considerado el lago más profundo del mundo. En el lago viven 1085 especies de plantas y 1550 especies de animales, el 80% de los animales son endémicos.

Vladivostok es la última parada del Ferrocarril Transiberiano. Es una ciudad que puede ser visitada en un sólo día. Se puede recorrer su paseo marítimo o visitar sus mercadillos.

Imágenes cortesía de Eke Miedaner, María, Julie Laurent y Tony Lago.