Cómo ahorrar en un crucero

Cómo ahorrar en un crucero

Aparentemente los cruceros son una opción de viaje que trae todo incluido. Sin embargo puedes llevarte una sorpresa a lo largo de la travesía. Aunque el alojamiento, la comida y la mayor parte de los espectáculos y diversiones diurnas están cubiertos por el pago, también te encontrarás con un buen número de tentaciones a bordo.

Tal vez te asombres al comprobar que debes pagar aparte algunos consumos básicos. Por eso es bueno que te informes antes de abordar. Así podrás controlar mejor tus gastos.

Ahorrar en un crucero, las bebidas

Parecería increíble que en alta mar se cobre por las bebidas. Pero así ocurre en la mayoría de los cruceros. Tanto el agua mineral como las bebidas con y sin alcohol suelen cobrarse como un costo adicional. ¿Cómo ahorrar entonces en un aspecto tan decisivo?

Hay varias maneras. En primera, si el crucero ofrece un ítem de bebidas ilimitadas, no dudes en tomar esa opción. Puedes tener la certeza de que el precio de más se compensará con creces. También debes saber que la mayoría de las compañías permiten que los pasajeros ingresen bebidas no alcohólicas, generalmente sin ninguna restricción. Lleva entonces tu propia dotación. Podrías solucionar el tema de los licores asistiendo a cuanta recepción celebre el capitán: allí los tragos son de cortesía. Si finalmente compras una botella de licor, resérvala para varios días. Y la más importante de las recomendaciones: no te dejes tentar por la multitud de ofertas atractivas que verás a lo largo del viaje. “El coctel del día”, o “La bebida exclusiva del Caribe” son fórmulas de marketing que pueden afectar notoriamente tu bolsillo.

Excursiones terrestres

Sería imperdonable perderse las excursiones terrestres que casi todos los cruceros ofrecen. Es una linda oportunidad para conocer diferentes sitios, hacer compras y darle variedad al viaje. Debes saber, en todo caso, que las excursiones ofrecidas por los cruceros tienen un costo sensiblemente mayor al de una excursión normal.

La solución, como tantas otras veces, está en la planificación. Averigua por los planes de las compañías locales en los destinos donde se realizará la excursión. Podrías llevarte una gran sorpresa. Mejor que contrates un operador independiente que te provea servicios de transportes, desplazamientos y acceso a las atracciones del sitio.

Los cruceros no siempre traen todos los gastos incluidos.

Los cruceros no siempre traen todos los gastos incluidos.

Propinas

A veces el asunto de las propinas no termina de estar completamente claro. En realidad, la mayoría de los cruceros adjudican automáticamente un valor adicional de entre 10 y 12 dólares por pasajero, por concepto de servicio de personal. Este dinero lo reciben los empleados que mantienen en orden tu camarote y te atienden durante las comidas. En algunos casos también se cobra un 15% de más por propinas, cuando utilizas el bar. Es importante que tomes en cuenta esto a la hora de compensar al personal de a bordo por una atención que consideras esmerada. Regula este tipo de gastos y así podrás hacer un importante ahorro.

Belleza y gimnasio

Los costos por servicios como spa o manicura son significativamente mayores en un crucero. Pueden llegar a ser cuatro o cinco veces superiores al costo normal. Lo mismo ocurre con los masajes, que generalmente tienen un incremento de hasta el 200% sobre el precio que pagarías en tierra. Estas proporciones de costos se mantienen en las clases de pilates o las sesiones de yoga, por ejemplo. Mejor ten cuidado con esos gastos. Aprovecha los días de oferta, que normalmente tienen lugar cuando el barco está en puerto.

Imágenes cortesía de M@X y de Rubén